Francho Serrano Iván Azón Francés Real Zaragoza celebran gol

Bandera y orgullo de nuestro Aragón

Opinión

Francho Serrano Iván Azón Francés Real Zaragoza celebran gol

Opinión

La cantera del Real Zaragoza es una de las canteras españolas que más talento ha producido en la última década. El conjunto blanquillo se ha visto obligado en los últimos años a tirar mucho más de cantera que de cartera, ya que esto último escasea. Y gracias a ello, ha visto crecer a varios de sus jugadores peldaño a peldaño. Desde Ander Herrera y Víctor Laguardia hasta Raúl Guti o Alberto Soro, pasando por otros como Jesús Vallejo.

Pasado y presente. Justificación del nombre de aquella cantera que fue campeona de España en el año 2019. Pero lo que viene parece que puede ir más allá. Francho Serrano (Zaragoza, 2001), Alejandro Francés e Iván Azón (Zaragoza, 2002) han sido incluidos este año entre las 100 mayores promesas del fútbol español. Esta lista incluye a los 100 mejores futbolistas españoles que nacieron antes del año 2000, este incluido, y  la confección de la lista la realizan expertos en el fútbol formativo de la RFEF.

Bandera y orgullo de nuestro Aragón

Pese a que la temporada del segundo equipo no ha sido como el Real Zaragoza hubiese deseado, el conjunto maño sigue produciendo talento. Y lo hace a raudales. Los tres únicos aragoneses que aparecen en esta lista están en la disciplina del conjunto maño, que está sirviendo en los últimos años como trampolín para demostrar el valor de la cantera aragonesa. Además, pese a las dificultades que tiene el equipo de la capital, los canteranos siguen demostrando que el gen zaragocista está presente en el primer equipo.

Por eso, Alejandró Fracnés, Iván Azón y Francho Serrano son el orgullo del Real Zaragoza. Y abanderan aquello que todos los zaragocistas quieren, añorando tiempos mejores. Los hinchas saben que solamente hay una forma de volver a ser el Real Zaragoza de antaño. Solamente hay unos hombres que pueden devolver a la élite a uno de los clubes más laureados de España. La forma es nutrirse de gente que siente lo mismo que aquellos a quienes representan, que son quienes les alientan. El ADN zaragocista está asegurado. Y el talento también.