El Marino de Luanco hace los deberes

El Marino de Luanco disputará el domingo a las 5 de la tarde, Hermanos Antuña, la final de la Copa Federación ante el Caudal Deportivo. Un solitario gol de de Miguel Prado decidió la eliminatoria a favor de los gozoniegos.

Novena final de copa federación para el club marino de luanco

El técnico de los azulones, Oli Álvarez, formó de inicio, con Luis Morán, habitual jugador de banda, como segundo punta. Algo que sorprendió al respecto de los planes habituales del preparados ovetense. Por su parte, el técnico de los llaniscos, Pablo Detori, tuvo mayores dificultades para confeccionar un once de garantías merced a las numerosas bajas de su equipo y tan sólo pudo convocar a dieciséis jugadores para el choque.

El comienzo del duelo no tuvo un dominador claro. Se intuía un choque con pocas ocasiones. Sin embargo, en el minuto 13 llegaba la acción del gol del Marino, precedida de un saque de esquina discutido por los jugadores del Urraca. Un centro de Alex Arias, tras un rechazo en el córner, fue cabeceado al fondo de la red por Miguel Prado.

Foto: Marino de Luanco

Tras el tanto del Marino, estos pudieron incrementar su ventaja tras un remate de Avendaño, que sin embargo, era rechazado a saque de esquina.

Tuvo una buena ocasión el Urraca con un disparo lejano de Ávaro García, que lograba ser atajado por Chechu Grana, no sin apuros. Los de Posada intentaban reducir su desventaja, pero sin lograr penetrar en las líneas de un bien ordenado equipo marinista.

En el minuto 30, Luis Morán pudo haber logrado ampliar la ventaja con un mano a mano, pero el guardameta logró rebañarle el cuero cuando el delantero intentaba el recorte para marcar. El mismo delantero luanquín anotaba un tanto tres minutos después, pero el colegiado lo anulaba por posición antirreglamentaria del ex jugador del Sporting.

Con la exigua ventaja de uno a cero se llegaba al final del tiempo reglamentario. Había sido mejor el Marino, que justo nada más comenzar la segunda mitad, reclamaba penalti sobre un activo Luis Morán.

CAUDAL DEPORTIVO DE MIERES MARINO DE LUANCO, EL DOMINGO A LAS 5 DE LA TARDE EN EL HERMANOS ANTUÑA

El segundo periodo fue un quiero y no puedo del Urraca que intentaba hilvanar juego ofensivo, pero sin acierto. Por su parte los marinistas dominaban el choque con algunas opciones a la contra, pero sin correr excesivos riesgos. El único remate con peligro del Urraca en la segunda mitad fue un tímido remate con la testa, tras el saque de una falta lateral, que fue atajado por el portero marinista.

Así pues, se llegaba al final del partido con la victoria por la mínima para el Marino de Luanco que lograba así el pase a la final del domingo, mismo escenario, Hermanos Antuña, ante el Caudal Deportivo de Mieres y a la hora tradicional del fútbol patrio, las 5 de la tarde.

Deja un comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu nombre.
Por favor, introduce un comentario.