Inicio / Poliesportiu // + Noticies / Basquet // + Noticies / BALONCESTO | Lorena Segura: de practicar ballet a estar en el Mur dels Somnis y hacer historia
Lorena Segura en el Valencia Basket - Baxi Ferrol
La canterana anota sus primeros puntos en Liga Femenina ante el Baxi Ferrol (Valencia Basket).

BALONCESTO | Lorena Segura: de practicar ballet a estar en el Mur dels Somnis y hacer historia

A sus 18 años, la canterana taronja Lorena Segura ha hecho historia al ser la primera mujer cuyo nombre está grabado en el Mur dels Somnis de L’Alqueria del Basquet. Un monumento en el que se homenajean a todos aquellos jugadores que tras pasar por las categorías de formación del club han logrado debutar al máximo nivel.

Formada en la cantera del obsoleto Ros Casares, nuestra protagonista puede presumir no sólo de haber debutado con el primer equipo femenino del Valencia Basket en la Liga Femenina (23 de marzo ante el RPK Araski) sino también de haberse estrenado en el casillero.

En el día de ayer, las chicas de Rubén Burgos cerraron la Liga Día con victoria ante el Baxi Ferrol por 78-63, un triunfo en el que Lorena se estrenó como anotadora taronja desde el tiro libre. Un día que de seguro tampoco olvidará tras haber jugado esta campaña en calidad de cedida en el Picken La Cuina Claret de Liga Femenina 2.

Formada en el Ros Casares, es la primera mujer del Mur dels Somnis de L’Alqueria del Basket.

Lorena Segura Mur Somnis
Lorena mira emocionada su nombre en El Mur dels Somnis (Miguel Ángel Polo).

Inicios 

Su primera toma de contacto con el deporte no fue con una pelota de baloncesto, sino con unas zapatillas de ballet. Una modalidad deportiva que decidió probar porque “a mi madre le encantaba”. Pero no tardó en colgarlas por abrazar el baloncesto gracias a la influencia de su hermano mayor.

“Mi hermano mayor estaba en la escuela del Valencia Basket. Veía los fines de semana sus partidos y les dije a mis padres que me apuntaran”, relata una Lorena que por aquél entonces tenía ocho años.

Dicho y hecho. Sus progenitores le apuntaron en el mítico Don Bosco, donde le bastó una temporada para saber que el baloncesto era el deporte al que quería dedicarse en cuerpo y alma. De allí se marchó al Godella, club en el cual estuvo cuatro campañas, y que le abriría las puertas al Ros Casares después.

A los ocho años se inició en el baloncesto en el colegio Don Bosco.

Mur dels Somnis

Lorena es plenamente consciente de lo que significa su incursión en el Mur dels Somnis: enseñar el camino a todas las niñas que trabajan muy duro día tras día para llegar a donde ella ha llegado y cumplir el sueño que ella ha cumplido. Un papel por el que nos ha reconocido sentirse “muy agradecida”.

“Es muy especial estar en el Muro, por todo lo que significa y también por ser la primera chica. Es un sueño que tenía al principio de la temporada. No puedo estar más contenta”, apunta.

“Me hace ilusión que las futuras generaciones, la cantera, me tengan como ejemplo. Al final he sido como ellos y quiero que me vean como una chica normal que trabajando y entrenando cada día puede llegar ahí. Quiero que lo vean como un objetivo”, subraya.

“Estar en el Mur es un sueño que tenía al principio de la temporada”.

Lorena Segura Alqueria del Basket
Jugadoras del Valencia Basket dan una calurosa bienvenida a Lorena Segura (Valencia Basket).

Debut en la Liga Femenina

Hay una fecha que Lorena posee tatuada en su mente: 23 de marzo de 2019. El Valencia Basket recibía en la 24ª jornada de la Liga Día al RPK Araski, un encuentro en el que la Fonteta llevó en volandas a su equipo para hacerse con el triunfo por diez puntos: 73-63.

Rubén Burgos hizo debutar a Lorena Segura, quien reconoce que “estaba como un flan” en los 2:45 minutos que el técnico taronja brindó a la canterana para sustituir a Rebeca Cotano. “Debutar en la máxima competición en tu club de siempre es lo más grande que hay”, comenta emocionada.

Debutó en Liga Femenina contra el RPK Araski de la 24ª jornada.

“Vi que pasaba el tiempo y no me sacaba y me relajé. Cuando me dijo a pista me puse muy nerviosa. Oír a toda la Fonteta coreando tu nombre fue muy bonito. Tuve la suerte de que nada más entrar pidieron tiempo muerto y pude relajarme y jugar más tranquila después. Mis compañeras me lo pusieron muy fácil, me hicieron sentirme una más”, relata.

A medio camino entre el Picken Claret y el Valencia Basket

A finales del 2018, concretamente en el mes de octubre, el Valencia Basket y el CB Claret llegaron a un acuerdo para fomentar el baloncesto femenino de la ciudad. Una unión de la cual una de las premisas era la cesión de dos jugadoras taronjas al equipo de Benimaclet para que terminaran de desarrollarse en Liga Femenina 2.

Así aterrizó Lorena Segura en el Picken La Cuina Claret, un equipo en el que nadie le garantizaba contar con los minutos que ella deseaba pero donde la base valenciana terminó ganándose un hueco hasta el punto de ser una de las jugadoras imprescindibles.

Anotó ayer ante el Baxi Ferrol sus primeros puntos en la máxima categoría.

“Nadie me prometía principio de temporada tener importancia en el Claret y al final ha sido así. Estoy muy agradecida porque todavía soy muy joven y tengo muchas cosas que aprender para seguir creciendo como jugadora. He de disfrutar de estos momentos tan bonitos”, señala.

“Ha sido una suerte para mí estar en los vestuarios de dos clubs que apuestan tanto por el baloncesto femenino. Aprendes muchísimo porque al final lo que quiero es coger experiencia. Se están haciendo muy bien las cosas, tener dos equipos de tan buen nivel lo refleja”, insiste.

“Es muy difícil llegar al primer equipo, es una suerte, una oportunidad increíble y hay que valorarlo”.

Acto Lorena Segura
Lorena explica qué significa para ella estar en El Mur dels Somnis (Valencia Basket).

Fortalezas como jugadora

¿Cómo se ve Lorena a sí misma? ¿Cuáles cree que son sus puntos fuertes que la han llevado a debutar en la Liga Femenina con sólo 18 años? No tiene ninguna duda al respecto: la cultura del esfuerzo como bien indica el lema que tiene grabado en la camiseta del Valencia Basket.

“Lo que puede marcar la diferencia en mí es el trabajo y el esfuerzo. Al final puedes tener mucho talento pero si no te esfuerzas no llegas a ningún sitio. Yo me esfuerzo mucho cada día para ser mejor jugadora”, indica.

Esta temporada ha jugado cedida en el Picken La Cuina Claret de Liga Femenina 2.

Otra de sus grandes bazas según Lorena es que “Al medir 1,81 metros soy alta para ser base y saco bastantes ventajas a nivel físico al jugar contra chicas más bajitas, añade.

En tercer y último lugar, y no por ello menos importante, se encuentra el tiro exterior. Una parcela que conformaba un auténtico quebradero de cabeza hace años y que desde que se propuso mejorarlo ha terminado por convertirse en una de sus fortalezas.

Asignatura pendiente

Su juventud le lleva en ciertos momentos a no estar todo lo centrada que debería en un partido, un aspecto que para Lorena es su talón de Aquiles y al que va a luchar por solventar cuanto antes. “He de mejorar la mentalidad, el no irme del partido por estar fallando o cualquier otra cosa. Soy muy joven y me falta ese punto. Miro a jugadoras con más experiencia para aprender de ellas en eso”, reconoce.

Próxima temporada

A la subcampeona de Europa Sub-18 todavía le resta un año de contrato con el Valencia Basket, pero su futuro es una auténtica “incertidumbre” como ella misma nos ha asegurado. Con el play off todavía por disputarse, no se ha movido ficha al respecto y Lorena no sabe qué será de ella en la campaña 2019-2020.

“Quiero esperar que acabe la temporada del todo y empezar a plantearme cosas. Veremos qué sucede, si sigo cedida en el Picken Claret o me voy a otro sitio. Eso sí, espero no irme muy lejos porque estoy estudiando aquí Medicina”, sentencia.

Aún tiene un año de contrato con el Valencia Basket.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *