Mateu Alemany en el palco de autoridades junto a Peter Lim

‘Bring back’ Alemany

Opinión

Damià Vidagany
Comunicación, marketing y gestión
La gestión del deporte profesional

Mateu Alemany en el palco de autoridades junto a Peter Lim

Opinión

Damià Vidagany
Comunicación, marketing y gestión
La gestión del deporte profesional

Inicio hoy mis artículos en Golsmedia Sport con la intención de intentar aportar una visión a sus lectores del mundo del deporte profesional, proponiendo un análisis que pueda resultar diferente y constructivo. Hace años que dejé de ejercer el periodismo en mi día a día y, aunque es la profesión más bonita del mundo, la vida laboral me ha llevado por otros caminos a la hora de gestionar comunicación y marketing de empresas deportivas, marcas y deportistas. He tenido la suerte de haber conocido a muchísimos profesionales del sector de diferentes continentes, de los que siempre he intentado aprender.

Por tanto, en estos artículos voy a tratar de apartarme del análisis periodístico, que ya hacen otros grandes profesionales, para adoptar una posición ilustrativa desde la experiencia en el sector del mundo de la gestión de deporte profesional. Gracias a Golsmedia por la oportunidad y espero que sea un punto de encuentro con los lectores.

Adoptar una posición ilustrativa desde la experiencia en el sector del mundo de la gestión de deporte profesional

Como es bien sabido los Estados Unidos son pioneros en el mundo de la gestión deportiva. Por circunstancias vitales he tenido la oportunidad de profundizar en esa cultura y conocer a muchos ejecutivos de gran talento. La mentalidad americana de mejorar, de crecer, de emprender, les ha convertido en la referencia a la hora de gestionar empresas y, por tanto, por extensión, son los mejores también en el management de empresas deportivas, entendiendo que hay matices con la mentalidad europea y española.

Los propietarios de las franquicias persiguen cuando compran una propiedad deportiva una sola palabra: rentabilidad. Y la anteponen al impulso o a la jerarquía. Normalmente, estos accionistas de control juegan poco a fichar o hacer alineaciones, delegan las decisiones deportivas en profesionales cualificados y los respetan. Éstos suelen tener una durabilidad en los puestos muy alta.

Los propietarios de las franquicias persiguen cuando compran una propiedad deportiva una sola palabra: rentabilidad

Hay casos extraordinarios de gestores deportivos que han convertido a franquicias perdedoras en leyendas. Está (o estaba, esto va rápido) muy de moda la recomendable serie sobre Michael Jordan “The Last Dance”, donde el hilo narrativo se basa en la gestión controvertida de Jerry Kraus, el consejero delegado de los Bulls. Pese a todas las críticas, él fue la génesis de aquel equipo de ensueño, posiblemente el mejor de la historia del baloncesto.

Firmó a Jordan en 1984 y vendió a Woolridge, la estrella veterana del que era el peor equipo de la Liga. Tras unos años buenos, pero no ganadores, sustituyó a un buen entrenador que jugaba para que Jordan luciera, Doug Collins, firmó a un desconocido Pippen, se la jugó más tarde con el outsider Rodman y nombró a un entrenador joven, Phil Jackson, a quién pidió que utilizara a Jordan para ganar, y no poner a los Bulls al servicio para que Jordan sea el mejor.

Kraus sustituyó a un buen entrenador para que Jordan luciera, firmó a un desconocido Pippen, se la jugó con Rodman y nombró a un entrenador joven

Jordan, sin su odiado Kraus, era el mejor jugador del mundo, pero ¿Hubiera podido tener una carrera igual y ser el mejor de la historia? Lo dudo. Por cierto, el dueño del club era Jerry Weinsdorf, que siempre respetó a Kraus pese a sus choques con Jordan, Pippen y, finalmente, Jackson.

Sin embargo, en todo caso de éxito, siempre se necesita una pizca suerte. Para los Bulls convertirse en esa franquicia de leyenda tuvieron que beneficiarse de un error mayúsculo, posiblemente el´fail’ más grande de la historia que se produjo a 3.000 kilómetros de la ciudad del viento. Hace nueve años visité por primera vez Portland, Oregón. Con el Valencia. Allí, en el mismo hotel -fíjense ustedes si es casualidad- nos encontramos a Michael Jordan, que visitaba la ciudad con frecuencia porque allí esta la sede mundial de Nike, donde tiene un edificio propio. Y fue allí donde nacieron los Bulls, paradójicamente. Los Portland Trail Blazers en 1984 dejaron pasar a MJ, en su elección del draft. En su lugar apostaron por un pívot llamado Sam Bowie, al que las lesiones y esta presión añadida le condenaron a una carrera irrelevante.

Los Portland Trail Blazers en 1984 dejaron pasar a Michael Jordan en su elección del draft

Michael Jordan en una imagen de archivo con los Chicago Bulls.

Esta historia quizá les haya sonado, es un lugar común para los fans del baloncesto, pero lo que ustedes probablemente no sepan, pero siempre será recordado en la historia del baloncesto por los expertos analistas, es que el hombre responsable de aquella decisión se llamaba Stu Inman, según la hemeroteca un hombre de exacerbado orgullo y mal encaje de críticas y sugerencias. Antes de su decisión, la afición de los Blazers presionaba por la llegada del hijo del aire, que había maravillado en North Carolina.

Pero Inman anteponía siempre sus ideas, consideraba un signo de debilidad cambiarlas. Llegó a declarar que Jordan no tenía sitio en su equipo y que las críticas a su decisión eran de gente ‘superficial’. Un ejemplo futbolero sería haberse encabezonado en no firmar a Messi, cuando ya sabías que iba a ser Messi. Le faltó llamarles fake fans o fake news.

Inman anteponía siempre sus ideas, consideraba un signo de debilidad cambiarlas

El error en la gestión forma parte de la naturaleza del deporte, de la esencia de la toma de decisiones. Nunca ha habido nadie que no se haya equivocado, nunca ha existido nadie que no haya fallado. Los grandes gurús del management – gestión- presumen en charlas más de sus grandes errores que de sus aciertos, porque a través de las equivocaciones se llega al éxito, si eres capaz de identificarlos. O te has arruinado un par de veces antes de ser billonario o no eres nadie. Pero hay errores que son tan evidentes, que mientras tengan opción de reparación se convierten en fórmulas mágicas aún más claras.

Como ya lo hice anteriormente con tanta honestidad como pude de forma interna, creo que es momento de tratar de darle un consejo a Meriton Holdings. La decisión de prescindir de Mateo Alemany en Mestalla, ha tenido unas consecuencias evidentes, no solo en los resultados deportivos sino en la estabilidad organizativa y fortaleza institucional.

No me extenderé al respecto, pero el ex Director General del Valencia, es el tipo de persona y de gestor que cambia una tormenta por un mar en calma. No sólo es brillante en la negociación o ejecución, sino que además huye de la excentricidad y atrae la normalidad. Transmite exigencia y seguridad. Fue capaz de apaciguar a este purasangre indomable que viste de blanco y negro. Era la pieza del engranaje que hacía funcionar la máquina.

El ex Director General del Valencia es el tipo de persona y de gestor que cambia una tormenta por un mar en calma

En España, hay un ejemplo cristalino. En 2017, el Sevilla de Pepe Castro afrontó primer año sin Monchi, emigrado a Roma. Estaba saneado, tenía un gran equipo, 200 millones de presupuesto, fichó al pujante Berizzo, jugaba Champions… ¿Qué podía salir mal? Pues todo. Trituró a Berizzo, Montella, Caparrós, Machín… En marzo de 2019, año y medio después el presidente Castro, no tuvo ningún atisbo de ego en admitir que no había funcionado la estructura sin Monchi e hizo todo lo necesario por recuperarle.

Le convenció in extremis, cuando tenía preparado un gran proyecto y contrato en uno de los Top Six de la Premier League. El León de San Fernando transformó al instante la situación e inmediatamente ha parido una estructura lógica y de ella ha nacido un equipo sólido y ganador, desde el liderazgo sosegado que él aporta. Ya no es lo que es capaz de hacer, sino aquello que transmite. Hoy el Sevilla es otra vez un acorazado emocional y un equipo competitivo. Castro hoy sonríe tras dos años de calvario social.

Castro no tuvo ningún atisbo de ego en admitir que no había funcionado la estructura sin Monchi e hizo todo lo necesario por recuperarle

Conozco poco a Peter Lim, pero con insultos y presiones no se le va a convencer. Tampoco venderá si no llega a la conclusión él, por si mismo. No sé si hay un comprador serio y solvente. Actualmente, pongo en duda que exista. Pero PL sí puede entender que no sería un deshonor ni una muestra de debilidad rectificar. Cuando hierras el camino, adentrarte en él en vez de desandar pasos suele conllevar mayores complicaciones. No será fácil. Entendiendo la mentalidad jerárquica que rige como directriz la institución y a sus gestores, sin afán de ser peyorativo, me cuesta pensar que alguien,hoy, se aventure a sugerirle esta idea.

Si tuviera esa responsabilidad, si fuera mi cometido, enviaría tres palabras a Lim a su móvil. Serían ‘Bring Back Alemany’. ‘Traiga de vuelta a Alemany’.

Enviaría tres palabras a Lim a su móvil. Serían ‘Bring Back Alemany’

Decía Henry Ford que si le quedara un dólar en el bolsillo lo gastaría en publicidad. Si a Peter Lim le queda un metafórico dólar de credibilidad debería utilizarlo en intentar convencer a Mateo para que regrese y generar un proyecto que empatice con su afición. ¿Es la única solución? Seguramente no, pero apostar por alguien que no conozca bien a los mayores accionistas y que, a la vez, ellos no le conozcan va a resultar una pérdida de tiempo letal.

PD: La actual compañía Ford fue, por cierto, la tercera compañía de coches que fundó el pionero de la automoción. Las dos anteriores quebraron.

Deja un comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu nombre.
Por favor, introduce un comentario.

[td_block_golsmedia_lo_mas_leido title="Lo más leído" range="weekly" first_post_large="yes" golsmedia-lazy-load-cache-id="golsmedia-block-uid__post__mobile__after_1_post__lo-mas-leido"] [golsmedia_responsive_ad adsense_banner_size_mobile="300x250" adsense_config_mobile="show-always" box_config_mobile="no-show" class="td_block_golsmedia_ad td-pb-border-top td_block_template_5 td_module_wrap"] [td_block_golsmedia_encuestas widget_title="Encuestas"] [td_block_golsmedia_futbol_tele_hoy widget_title="Fútbol en la tele hoy"]