Yurguen Hernández, entrenador palmero del Atlético Paso. Foto: Atlético Paso.

Yurguen: "Mi pasión de ser entrenador se llevó por delante mi ambición de ser futbolista"

Yurguen Hernández, entrenador palmero del Atlético Paso. Foto: Atlético Paso.

Este pasado fin de semana el CD Atlético Paso, el club de la localidad de El Paso de la isla canaria de La Palma, se estrenaba en su campo en la Segunda Federación, y lo hacía con victoria 1-0 ante el filial del CD Leganés. Golsmedia ha contactado con su entrenador, el palmero (de la localidad de Tazacorte) Yurguen Hernández, quién ha llegado al club este verano procedente del Mensajero en su última etapa.

Le preguntamos al mister del Atlético Paso por sus sensaciones en el inicio de temporada, cómo analiza el grupo 5 de esta Segunda Federación, y viajamos atrás en su trayectoria en los banquillos y en su vida para recordar el origen de su pasión por el fútbol. Además, le preguntamos un año después de aquel 19 de septiembre donde el volcán de La Palma empezó su erupción que provocó numerosos daños en la isla, cómo se sigue recuperando la gente palmera de esta catástrofe, y si el fútbol ha ayudado a subir el ánimo tras tanto sufrimiento.

“tras conseguir un ascenso histórico para el club, a corto plazo el primer objetivo es consolidar la categoría, es la realidad, y luego mirar más hacia arriba. Hay mimbres para ser ambiciosos”

P. ¿Qué se siente tras lograr la primera victoria del curso? ¿Alivio y más confianza siempre da un primer triunfo en la liga no?

R. Los resultados marcaran el futuro y el devenir de los clubes, y nosotros teníamos muy presente que había que conseguir esa primera victoria en estas primeras jornadas. La clave era conseguir estos tres puntos como fuese, y estamos muy contentos por haberlo conseguido ya y en nuestro campo.

once atletico paso
Once del Atlético Paso en la Jornada 2 ante el CD Leganés B. Foto: Atlético Paso.

P. Ahora estamos en esos primeros partidos donde los equipos siguen en construcción, pero ¿qué ADN quieres que tenga tu Atlético Paso?

R. Ahora estamos empezando, aún es un poco pronto para llegar a ser ese equipo que eremos, estamos en el proceso, en ese momento del acoplamiento donde estoy conociendo a los jugadores y ellos a mí. Nosotros queremos conseguir el ser un equipo sólido, compacto, capaz de competir ante cualquier rival. Soy un  entrenador que le gusta proponer, el fútbol da ataque, y soy muy consciente que hay que ser capaz de hacerlo y conseguir los resultados. Esta es una categoría muy física, muy competitiva, el nivel es alto y habrá que trabajar mucho.

P. El club llevaba años buscando el ascenso, y una vez conseguido a esta Segunda Federación, ¿qué objetivo se ha marcado para el futuro más próximo?

R. Este es un club que lleva mucho tiempo intentando conseguir el objetivo del ascenso, que se consiguió esta última temporada. Ahora el objetivo está claro a medio-largo plazo, este club es super ambicioso y el proyecto es ilusionante para llegar más arriba, no es una entidad que sea el típico recién ascendido que se tambalee cuando sube, este equipo no se conforma y quiere más. Ahora tras conseguir un ascenso histórico para el club, a corto plazo el primer objetivo es consolidar la categoría, es la realidad, y luego mirar más hacia arriba. Hay mimbres para ser ambiciosos.

“El ir con mi padre a la grada A VER AL CD VICTORIA, el comer un bocadillo de chorizo, ese es mi primer recuerdo que me marcó muchísimo para tener esa pasión que aún guardo de este deporte”

P. Viajemos al pasado para conocerte un poco mejor, ¿Cuál es tu primer recuerdo relacionado con el fútbol?

R. La verdad que desde muy chiquito, desde que tengo uso de razón, que el fútbol ha sido mi pasión, primero como jugador y luego como entrenador. En menor o mayor medida luego he tenido la suerte de dedicarme a ello. Mis primeros recuerdos están ubicados en el campo de Tazacorte, de donde yo soy, el campo del CD Victoria, y recuerdo las gradas llenas, el campo de tierra, donde se juega con aquellos balones clásicos. Destaco sobre todo de aquellos recuerdos la pasión con la cual la gente de la zona iba al campo, el ir con tu padre a la grada, el comer un bocadillo de chorizo como decimos nosotros, ese es mi primer recuerdo que me marcó muchísimo para tener esa pasión que aún guardo de este deporte.

P. ¿Y cómo ha sido tu camino como entrenador desde tus inicios?

R. Inicié muy pronto el compaginar lo de jugar y ser entrenador, con 17 años. Empecé a entrenar en las categorías más pequeñas, en el equipo del pueblo, la Victoria, y luego seguí en la escuela donde pasé muchos años y es donde se me asienta esa ilusión de ser entrenador. De hecho esa pasión por ser entrenador se llevó por delante mi ambición de ser futbolista, pasé por todas las categorías inferiores de Los Llanos, y justo el año del ascenso de Preferente a Tercera es cuando hay un punto de inflexión. En ese momento decido dar un paso a lado de jugador y centrarme en la profesión de entrenador. Ese año en Los Llanos era un cuerpo técnico de cuatro personas, porque no tenía titulación entonces para dirigir en Tercera, y de ahí luego me voy a El Cano de Tazacorte, que cambió de nombre el club. Ahí logramos dos play-off de  ascenso de Preferente a Tercera, y tras ello es cuando llegué al Mensajero donde el primer año consigo el ascenso, luego Segunda RFEF, y ahora al Atlético Paso. Esta es mi trayectoria hasta ahora que tengo 34 años.

Atlético Paso
La presentación de Yurguen como entrenador del Atlético Paso. Foto: Atlético Paso.

P. Hay entrenadores que se centran más en los datos, en la táctica, otros en el aspecto más psicológico… ¿en qué te centras tú más?

R. Soy un entrenador que creo que todos los parámetros hay que controlarlos, los técnicos tenemos carencias y virtudes y hay que intentar ir corrigiendo esas carencias y mantener las virtudes. Donde yo creo que estoy mejor preparado es todo lo que tiene que ver con el entendimiento del juego, la táctica, la preparación del partido, ahí es donde más cómodo me siento, aunque no quiere decir que las otras áreas no las domine, pero en la parte táctica me siento más preparado.

P. El Atlético Paso es un equipo que ya se hablaba los últimos cursos de él por su ambicioso proyecto, pero la temporada pasada muchos también se fijaron en él por todo lo que sucedió en la isla de La Palma. La catástrofe que provocó la erupción del volcán en la isla provocó numerosos daños materiales, estuvimos meses pendientes de la evolución, ¿Cómo está ahora un año después la isla?

R. El club consiguió el objetivo, y todo lo positivo que podemos ser del crecimiento del club pues en la parte social ha sido todo más negativo. Aquí queda mucho por hacer, muchas familias lo perdieron todo y aún todo no está en orden, lo que destrozó el volcán es aún un lunar que hay a día de hoy. Aún hay mucho que trabajar, la gente sigue intentando tirar hacia adelante pero hay mucha gente viviendo en una situación de gran vulnerabilidad, y ya hace un año de esto y unos meses desde que finalizó la erupción. Fue una desgracia lo que sucedió y lamentablemente la situación no ha mejorado al nivel que esperábamos.

“Para toda esa gente que lo han pasado tan mal la alegría del ascenso, cada victoria en esta temporada, les sirve para olvidarse un poco de todo ese sufrimiento por el volcán”

P. El fútbol es un refugio para muchos, ese cobijo donde muchos nos olvidamos de los problemas del día a día para entretenernos y disfrutar de nuestra pasión. Cuando se sufre tanto en un municipio, en una zona, en una isla, por una catástrofe, el fútbol puede ayudarles a darles ese ánimo para tirar hacia adelante. ¿Sentís esa responsabilidad de darles alegrías a una afición que por todo lo sucedido ha sufrido?

R. Si, la verdad que sí. La gente se amarra a lo que se puede para tirar hacia adelante en momentos difíciles, y el año pasado como este creo que el fútbol para la gente de el Paso que es muy futbolera ha sido un modo de escape, esas cosas que han sucedido para bien. Para toda esa gente que lo han pasado tan mal la alegría del ascenso, cada victoria en esta temporada, les sirve para olvidarse un poco de todo ese sufrimiento por el volcán. El fútbol creo que ha puesto un granito de arena para generar su alegría, que ha hecho mucha falta aquí los últimos meses.

P. Melilla, Cacereño, Unión Adarve, filiales… parecen contar con las plantillas más potentes, que serán los rivales a priori más duros. ¿Cómo ves este grupo V de Segunda Federación?

R. Para hacer un análisis más profundo todavía hay que esperar unas semanas para ver donde la liga pone a cada club en su sitio. Lo que sí que intuyo es que será un grupo muy igualado, también por el formato de la competición,  habrá una distancia muy corta entre la zona del Play-off y del descenso. El Melilla, Atlético, Cacereño… pueden llamar la atención pero es muy pronto, vamos a ver cómo pasan las semanas e iremos viendo el nivel de cada uno y donde se van situando en la clasificación.

P. Por último lo más reciente, este fin de semana jugáis ante el Villanovense, ¿Cómo prevés este partido?

R. Esperamos un rival muy duro, competido, será complicado como todos los de la categoría. Ellos vienen de dos partidos y dos derrotas pero creo que esa será su fortaleza, vendrán con muchas ganas de cambiar la dinámica, de conseguir su primera victoria y esto les hace más peligrosos. Lo que nosotros queremos es sumar otra victoria para hacernos fuertes en nuestra casa, y contagiar a la afición. Nuestra intención es que cada vez que un rival venga a La Palma sienta que este es nuestro fortín y que en el campo del Atlético Paso es muy difícil sacar puntos.

Gracias por atendernos Yurguen y buena suerte esta temporada.