Los jugadores del Mensajero levantan el puño en señal de fuerza en el aeropuerto. / Foto: CD Mensajero.

El Grupo IV de Segunda RFEF se vuelca con el CD Mensajero

Los jugadores del Mensajero levantan el puño en señal de fuerza en el aeropuerto. / Foto: CD Mensajero.

El Atlético Paso no es el único club que está sufriendo las consecuencias de la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El CD Mensajero es el club de la isla de La Palma que juega en una categoría más alta. El conjunto de Santa Cruz de La Palma ha sido un clásico de Segunda B y en la actualidad compite en el Grupo IV de Segunda RFEF.

Santa Cruz de La Palma es la localidad más grande de la isla y cuenta con algo más de 15.000 habitantes. Por suerte el municipio está al otro lado de la isla y la gran mayoría de la plantilla vive alejado del volcán. Asimismo, el campo de fútbol está no ha sufrido ningún desperfecto por lo que se podrían disputar partidos si las autoridades lo permitieran. Este mismo domingo está previsto el partido ante la UD Montijo en el estadio canario. Durante los dos próximos encuentros como local el club recogerá productos de primera necesidad.

El CD Mensajero recogerá productos de primera necesidad que donen sus aficionados durante los dos próximos partidos de liga

No obstante, parte de sus rivales han querido juntarse para escribir un comunicado en el que apoyan al CD Mensajero en estos momentos tan complicados para todos los vecinos de La Palma.

El comunicado muestra los escudos de todos los clubes firmantes: Antequera, Cacereño, Cádiz, B, Ceuta, Córdoba, Coria, Don Benito, Las Palmas Alético, Mérida, Montijo, Panadería Pulido, San Fernando, San Roque de Lepe, Tamaraceite, Vélez, Villanovense y Xerez DFC.

El comunicado:

En estos momentos tan complicados que estamos viviendo a raíz de la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, desde todos los clubs que formamos el Grupo IV de Segunda RFEF (Segunda División B) queremos expresar nuestro más sincero reconocimiento y apoyo a los compañeros del Club Deportivo Mensajero, así como a todos sus vecinos, encontrándonos a su entera disposición para cualquier cosa que pudieran necesitar. ¡Mucha fuerza!