Inicio / #GrandesHazañas / CICLISMO | Dos torrevejenses recorren 1.600 kilómetros contra el cáncer infantil

CICLISMO | Dos torrevejenses recorren 1.600 kilómetros contra el cáncer infantil

Esta es una de esas historias que arrojan esperanza a aquellos que creen que construir un mundo mejor no es una utopía. Seis valientes que en 10 días han viajado de París a Valencia en bicicleta por una hermosa causa: recaudar dinero para la investigación del cáncer infantil.

Entre los participantes, nos encontramos a los torrevejenses Antonio y Pablo Carbonell, padre e hijo respectivamente. Los valencianos, quienes viven el cáncer de muy cerca, no dudaron en sumarse al reto solidario.

Uno consistente en recolectar 9.000 euros con los que impulsar el proyecto de Adela Cañete, jefa de la Unidad de Oncología Pediátrica Hospital Universitario y Politécnico La Fe, que se centra en la cirugía de precisión.

“En bicicleta contra el cáncer”, como ha sido denominado el proyecto, ha sido un éxito rotundo superando todas las expectativas. A día de hoy se han superado ampliamente los 9.000 euros iniciales, llegando a los 11.200 euros.

Sergio Cepeda, impulsor del proyecto, Isi, Gianluca, Fran, Antonio y Pablo son los héroes protagonistas de estas líneas. Los seis contaron con el incombustible apoyo de Mercedes, mujer de Antonio y madre de Pablo, y Ángeles en un coche de apoyo.

Pichu (Francisco) y Ángel, muy activos durante toda la gestación del maravilloso proyecto, lamentablemente no pudieron asistir por motivos laborales.

Pero el resto del grupo quiso acordarse de sus compañeros tras recorrer los 1.600 kilómetros en 10 días. La generosa cifra de 11.200 euros podría proseguir incrementándose en los próximos días. Como nos cuenta Pablo, la gente interesada puede todavía aportar su granito de arena en la campaña de crowdfunding.

Las diferentes circunstancias con las que se han topado en las carreteras, han conllevado que las etapas se extendieran un poco realizando al final 100 kilómetros más de los planteados en un inicio. Pero la satisfacción que sienten tras el éxito del reto no tiene precio.

“Estamos muy felices, pero esto es sólo el principio. Queremos organizar algo paralelo para que sea la guinda del pastel”, adelanta Pablo.

Una de las ideas que tienen en mente es la de cocinar una paella gigante en San Javier, donde viven la mayoría de los componentes del grupo, para recaudar un poco más para la causa. Pablo no puede evitar emocionarse por todo lo que ha significado para él y su padre “en bicicleta contra el cáncer”.

“Mi padre padece cáncer y este reto ha sido un símbolo de fortaleza y superación, de decir aquí estamos, seguimos luchando”, explica.

“A mi padre el deporte le sigue dando la fuerza y la vitalidad para seguir adelante. Ha sido para él como una especie de terapia. Conforme avanzaban las etapas se encontraba mejor y más contento”, puntualiza.

Una emoción que se multiplica al ser conscientes de la cantidad de niños a los que van a ayudar. “Recibimos a niñas que habían superado la enfermedad y nos lo agradecieron muchísimo, porque este granito de arena es un mundo para ellos”, agrega.

La generosidad y el altruismo han sido las banderas de dicho reto, y por tanto la fórmula de su éxito. “Todo ha salido de nuestro bolsillo pero ha sido un viaje muy enriquecedor”, incide.

En la última etapa, la que separa Teruel de Valencia, conocieron a un hombre cuyo sobrino de cuatro años acaba de superar un cáncer. Su recuperación fue posible gracias a una terapia innovadora, como lo es la de Adela Cañete. 

“Nos tocó mucho la fibra su historia. Fue tratado también en La Fe. Por eso hay que darle tanta importancia a estas investigaciones, a los nuevos tratamientos”, concluye.

Sobre Alba Molina

Alba Molina

Mira también....

TENIS | Valencia vuelve al calendario del Rafa Nadal Tour tras dos años de ausencia

Después de dos años sin que Valencia haya estado entre las localidades para acoger torneos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *