Kondogbia tiene un acuerdo con el Atlético y depende de Lim

El Valencia CF no gana para disgustos porque a la situación de Javi Gracia, que le pidió este miércoles a Meriton que le liberara de su contrato con la entidad valencianista, se suma la llamada oficial del Atlético de Madrid para negociar el fichaje de Kondogbia.

Los rojiblancos tienen un mes por delante para poder reforzarse y fichar a un jugador de la Liga española al haberle pagado el Arsenal la claúsula de rescisión de Thomas Partey el último día del mercado. Los del Metropolitano tenían varias opciones abiertas pero la que más le encaja al técnico es la del mediocentro centroafricano. De hecho, Simeone ya ha mantenido una conversación con el jugador para decirle que lo quiere en el Atlético y que será una pieza importante con él.

Kondogbia quiere irse, está convencido de que quiere salir para jugar la Champions y porque considera al Atlético ahora mismo un paso adelante en su carrera. El jugador, como adelantó Golsmedia en abril, tiene un salario menguante, que este verano ha bajado bastante respecto a los tres millones netos que cobró los tres primeros cursos, pero además, se da la circunstancia de que a partir del 1 de enero su cláusula de rescisión será de 25 millones de euros desde los 80 que ahora marca su contrato.

El Atlético cree que si pone 25 millones de euros Peter Lim aceptará la oferta porque necesita liquidez

La primera respuesta del Valencia CF a la llamada del club madrileño ha sido la de no negociar porque entienden que ahora mismo sin opciones de mercado, sería debilitar muchísimo más una plantilla que ya ha quedado muy tocada este verano. Sin embargo, el entorno del jugador cree que si el Atlético pone encima de la mesa los 25 millones de euros que el Valencia CF pedía este verano por el jugador, Peter Lim escuchará la oferta porque necesita liquidez.

La negociación entre Atlético y Kondogbia está arreglada y los rojiblancos confían en poder convencer a Peter Lim para que acepte la propuesta que van a presentar. El jugador no quiere forzar su salida, pero tiene claro que quiere marcharse al Atlético de Madrid porque se siente engañado por Meriton. El jugador, durante el verano ha recibido promesas de que sería el líder del nuevo proyecto y que además se haría un buen equipo para pelear por Champions y ahora mismo eso es lo más lejano de la realidad.