Koindredi celebra su primer gol como valencianista / Foto: Valencia CF

El Valencia CF tiene atado a Koindredi

Koindredi celebra su primer gol como valencianista / Foto: Valencia CF

El francés de Koba Koindredi fue uno de los protagonistas de la victoria del Valencia CF en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey siendo un futbolista importante en la buena imagen que el equipo mostró en la primera parte con micho control de partido y sobre todo del balón. En el centro del campo el galo jugó muy asentado junto a Racic y además, no se puso nervioso para definir con mucha calidad en la primera ocasión que tuvo ante la portería de Casado.

El gol es el primero que marca con la camiseta del Valencia CF en el primer equipo y le sirve para ir creciendo como viene haciendo en la Copa del Rey en la que ha gozado de tres titularidades ante Terrassa, Yeclano y Alcorcón y fruto de eso ha conseguido debutar también en Liga con el primer equipo.

Koindredi llegó al Valencia en enero de 2019 procedente de la cantera del Lens en un movimiento de captación del entonces director del área técnica, Pablo Longoria que tenía muy controlado al jugador y aprovechó una situación de mercado. Koba terminaba contrato a final de junio de 2019 y no había renovado ni tenía intención de renovar porque siendo ya internacional en las categorías inferiores de la selección francés coleccionaba intereses de grandes clubes europeos.

El Valencia convenció al jugador negociando con el Lens para que no se pasara seis meses en la grada y el club se aseguró una perla que era codiciada en el mercado

El jugador, que ya entrenaba con el primer equipo francés tenía clara su decisión de salir del club y buscar un camino lejos del Lens y ahí apareció el Valencia CF. Longoria convenció al jugador haciendo una apuesta clara y que terminó por hacer que Koindredi firmara en el club de Mestalla. El jugador estaba prácticamente apartado por los franceses y tenía por delante seis meses sin jugar por no querer renovar. El Valencia CF le ofreció negociar por él para sacarlo ya en ese mes de enero apostando algo y esa opción de jugar inmediatamente y firmar por un equipo grande de Europa, que entonces peleaba por Champions y tenia un proyecto atractivo, hizo que Koba descartara buenos intereses como el del Arsenal o Chelsea para firmar por el Valencia CF.

El Valencia CF sabedor de que si agotaba el tiempo y el contrato del jugador expiraba sería casi imposible convencer al futbolista porque le querían clubes con mucho más dinero, apostó por una negociación que consistió en no pagar nada en enero de 2019 pero pactar con el propietario del Lens un pequeño porcentaje, el 15%, de un hipotético futuro traspaso del francés. El Valencia CF aseguró el fichaje del jugador y el futbolista no dudó ya entre que equipo quería elegir.

Además, el club de Mestalla, en una negociación que llevaron personalmente Pablo Longoria y Mateu Alemany, dejaron atado el futuro de Koba, que pese a que firmó un contrato inicial hasta 2022, tiene una serie de opciones que se pueden activar y ampliar el contrato del chico siempre que pase a ser de la primera plantilla y alargaría la vinculación del jugador con los valencianistas varias temporadas más con una subida de la cláusula de rescisión que hoy no alcanza los 30 millones de euros. Es decir, Koba está atado y el Valencia CF tiene a una perla francesa que poco a poco empieza a quemar etapas de maduración.