La intrahistoria de la no llegada de Bordalás al Valencia CF

La intrahistoria de la no llegada de Bordalás forma parte de las noticias Valencia CF atractivas del momento. El Valencia CF visita el próximo sábado a las nueve de la noche al Getafe en un partido que en las últimas temporadas se había convertido en un duelo de rivalidad por la eliminatoria de Copa que el equipo, entonces entrenado por Marcelino, le remontó al club madrileño en apenas diez minutos y la lucha que hasta la última jornada mantuvieron por la clasificación para la Champions League.

Aquella pelea por los puestos de arriba se ha trasladado esta temporada a la zona baja de la clasificación ya que ambos equipos tiene una situación en la tabla compleja, menos la del Valencia CF tras su victoria ante el Celta y de mucho riesgo la del Getafe que acumula seis jornadas sin ganar y perdiendo los últimos cuatro encuentros. Su última victoria fue el 20 de enero ante el Huesca.

Esas malas dinámicas han provocado que las miradas se centren en sus entrenadores Javi Gracia y Pepe Bordalás, y ambos hayan estado cerca de ser relevados en sus cargos. Se da la circunstancia de que los dos entrenadores que este sábado se enfrentarán en la jornada veinticinco de la Liga fueron los dos grandes candidatos del club para el banquillo tras la negativa de Laurent Blanc a coger el proyecto que le ofreció Peter Lim.

La primera opción y el técnico que más convencía por su gran trabajo en el Getafe sabiendo exprimir al máximo la plantilla tenía era el valenciano Bordalás. Además, a ello se unió la gran predisposición que el actual técnico del Getafe tenía para sentarse en el banquillo de Mestalla aceptando todos los recortes que sabía que le iban a imponer. Seguramente Bordalás hubiera sido más condescendiente a la hora de aceptar la plantilla que le dieran porque fue uno de los argumentos que se esgrimieron desde su entorno para que fuera una opción importante para Meriton en la decisión final.

Sin embargo, la historia no pudo cuajar porque presidente azulón, Ángel Torres le negó a Bordalás la opción de marcharse antes de finalizar una temporada que era histórica para los madrileños pero que terminó siendo una decepción porque el equipo se le cayó al valenciano en la fase definitiva de la Liga. Bordalás tenía claro que su ciclo en Getafe estaba cumplido y cuando apareció la opción del Valencia CF quiso cogerla. El problema fueron los tiempos. El Getafe se jugaba entrar en Europa a final de la Liga y posteriormente jugaba la Europa League en agosto justo la semana que el Valencia CF debía comenzar la pretemporada para rehacer un equipo que iban a deshacer los máximos mandatarios valencianistas.

Bordarás no pudo llegar a Mestalla porque no le dejaron salir antes de la Europa League y su vestuario dejó de creer en él por aquello. Michel puede ser su sustituto como pudo ser el de Gracia

El Valencia CF le pidió a Bordalás que consiguiera liberarse nada más finalizar la Liga y que ya no entrenara la Europa League al Getafe y Bordalás lo intentó. De hecho, le pidió a su presidente salir nada más acabar la Liga si era el elegido para el banquillo valencianista pero Torres se negó en rotundo. Aquello trascendió en el vestuario del Getafe y le provocó un enfrentamiento con algunos jugadores que no entendieron que su técnico, figura clave en los éxitos de esos años estuviera con la cabeza más fuera que dentro cuando se estaban jugando la clasificación para Europa por segundo año consecutivo. De hecho, Bordalás tuvo un enfrentamiento gordo dentro del vestuario, con Jorge Molina, que le echó en cara que estuviera pensando más en el Valencia que en el Getafe, y que terminó con el equipo perdiendo Europa en la última jornada y con Jorge Molina fuera del club al finalizar la temporada porque finalmente a Bordalás se le cayó la opción del Valencia CF y Ángel Torres pensó que con tan poco tiempo para cambiar y al estar ante un año atípico por el COVID-19, lo mejor era aguantar a Bordalás.

Hoy la situación de los banquillos es eléctrica en ambos clubes. Bordalás no tiene la confianza de su vestuario, pero no es de ahora, ya viene de ese final de temporada pasado. Y Gracia sabe que está sentenciado por el máximo accionista desde septiembre, cuando públicamente dijo que lo habían engañado. Es decir, este verano el club de Mestalla volverá a buscar técnico y Bordalás no seguirá en Getafe. De hecho, hay que afirma que Michel, con quien Murthy cerró un acuerdo en enero para relevar a Gracia pero no se hizo efectivo porque Lim no validó el despido del navarro, es ahora la principal opción del Getafe si este sábado los madrileños no ganan al Valencia.