Dinamarca no se clasificó para la Eurocopa de 1992 pero la no participación de Yugoslavia le permitió estar en ella. Foto: FIFA.

El milagro de Borel-Cantelli

Opinión

Damià Vidagany
Comunicación, marketing y gestión
La gestión del deporte profesional

Dinamarca no se clasificó para la Eurocopa de 1992 pero la no participación de Yugoslavia le permitió estar en ella. Foto: FIFA.

Opinión

Damià Vidagany
Comunicación, marketing y gestión
La gestión del deporte profesional

No hay muchos así y por eso recuerdo con claridad lo que me dice, aunque él crea que me distraigo cuando me habla. Es un buen amigo, de los que está siempre, y una vez me dijo algo formidable. Refiriéndonos a un posible partido amistoso internacional que estábamos organizando en Estados Unidos para el Valencia CF ante el Inter, en New York.

Estábamos encallados y no podíamos ajustar el calendario. Tuvo la genialidad de utilizar una metáfora que permanece indeleble en mi cabeza. Me dijo que “encajar las fechas de los dos clubes era más difícil que coger el libro de El Quijote, recortarlo palabra por palabra, meterlas todas juntas en una bolsa, lanzarlas al aire y que cayeran ordenadas como Cervantes las dispuso”.

Aquello salió. Siempre nos quedará la esperanza de que, por feas que estén las cosas, podemos tener un golpe de suerte, un giro inesperado, que nos devuelva la ilusión en el deporte y el éxito. De hecho, antes de pinchar ese globo de la esperanza irracional, les cuento que mi milagro preferido en el mundo del fútbol es la Eurocopa de 1992.

Las estrellas danesas estaban de vacaciones ANTES DE LA EUROCOPA, y su crack Laudrup, ni siquiera fue citado, por sus diferencias con el seleccionador Moeller-Nielsen

El fútbol danés atravesaba una depresión en mayo de 1992. La generación dorada de la década anterior, que perdió ante España a los penales en semifinales de la Eurocopa de 1984 y batió por 2-0 a Alemania Occidental y por 6-1 a Uruguay en la Copa Mundial de la FIFA México 1986, era a la sazón un recuerdo remoto. Mucho más fresco en la memoria estaban el varapalo de 4-0 que le había infligido su archirrival Suecia el año anterior —su peor derrota en ese derbi desde 1959— y sus descalabros en la campaña de clasificación para Italia 1990 y para la Eurocopa de 1992.

Cuando sólo faltaban 10 días para que comenzara este último certamen, sin embargo, a los daneses les sonrió la fortuna. La UEFA se vio obligada a apartar a Yugoslavia del campeonato debido al conflicto que estaba desenvolviéndose en el país, y su plaza fue reatribuida al equipo de Richard Moller Nielsen, que había quedado por detrás de los yugoslavos en la competición preliminar.

Días antes de arrancar en Suecia la competición, la federación danesa recibió la llamada de la UEFA para invitarles a la fase final por la descalificación de Yugoslavia, inmersa en la cruenta guerra civil que acabó por desmembrarla. Los plavi fueron expulsados apenas días antes de la inauguración, en Suecia. Las estrellas danesas estaban de vacaciones en la playa antes de jugar el primer partido y su crack, Michael Laudrup –quizá era el fantasista con más clase del continente- ni siquiera fue citado, por sus diferencias con el seleccionador Moeller-Nielsen.

Tras eliminar en grupos a Francia e Inglaterra, con mucha suerte, luego se midió con éxito en semifinales a la mejor selección del momento, la poderosa Holanda. Y en la final doblegó a la férrea campeona del mundo, Alemania. Dinamarca había ganado el torneo. Sin prepararlo, rompiendo todas las mínimas normas de acondicionamiento y entrenamiento. Quizá alguien prefiera en su ránking de imprevistos a la gris pero mítica Grecia de 2004. Mantengo que su admirable coraje fue lo único salvable en aquella Euro portuguesa de nivel tan plomizo como su campeona.

BELOV
Serguéi Belov, el exjugador de la URSS, fue el primer baloncestista ajeno a la NBA que pasó a formar parte del Salón de la Fama. Foto: FEB.

De esta índole de gestas épicas deportivas se hacen películas, se escriben libros y se ruedan documentales. Si los hacen ellos, claro. Los estadounidenses, que tienen mejor ganar que perder, y la mayor máquina de marketing de la humanidad que es Hollywood, nos bombardean año sí y otro también con historias de superación del deporte, ficticias o reales, hasta convertirlos en iconos populares. ‘Evasión o Victoria’, ‘Rocky Balboa’, ‘Hoosiers’, ‘Titanes’ o ‘Million Dollar Baby’, historias que nos motivan. Suena en la tele el ‘Eye of the Tiger’ y nos pondríamos a hacer flexiones.

Por el contrario, Hollywood nunca quiso reparar en la mayor gesta olímpica nunca vista. La final de baloncesto de 1972, cuando la URSS le ganó al equipo americano, entonces imbatible, con una canasta en el último segundo de Belov… se había consumado la mayor sorpresa de la historia del deporte. Aquella derrota fue tan vergonzosa que nunca fue reconocida por EEUU, que se negó a recoger sus medallas de plata. Reclamó al Comité Olímpica Internacional la ilegalidad de la canasta rusa y el oro soviético lo certificó un Tribunal meses después. Las medallas de plata americanas ahí siguen, custodiadas en una caja fuerte en la sede del COI en Suiza.

Rascando un poco estas sorpresas, en el tiempo, no lo han sido tanto, Lo que no sabíamos entonces era los buenos que eran, Hubo buena materia prima pero éramos ignorantes de ello

Siempre hay historias emotivas en el deporte rey, que nos pillan por sorpresa, difíciles de justificar a priori, pero bastante explicables retroactivamente. El Leicester de Ranieri, las semifinales del Villarreal CF de Champions ante el Arsenal, las dos finales del Valencia CF de Champions, la Liga del Depor de Irureta, el gol maño de Nayim al Arsenal en París, Ducadam y la Copa de Europa del Steaua ante el Barça. Rascando un poco estas sorpresas, en el tiempo, no lo han sido tanto. Lo que no sabíamos entonces era los buenos que eran. Hubo buena materia prima pero éramos ignorantes de ello.

De hecho, las buenas decisiones son un imán para los milagros, pero nos enteramos a posteriori de esa causa efecto. Lo raro es tener un milagro puro y duro. De los “heavies”. Una toma de decisiones todas ineficientes y de resultado ganar un título. Esa medalla imaginaria es para el Valencia en la Copa de 2008. Aquel equipo, aún con un arsenal tremendo en ataque, estaba reventado por dentro por decisiones gerenciales demenciales. Pasar las semifinales ante el Barça fue una casualidad quijotesca. Como sería el tema que no se celebró, injustamente, para la afición. Tras aquella Copa salieron del club el dueño y el presidente tras fulminar al entrenador tres días después de ganar la final. Muy gráfico. Bien pensado, tampoco celebrar una Copa a tope le garantiza durabilidad a nadie…ya saben de lo que hablo.

Riquelme
Juan Román Riquelme celebrando un gol con el Villarreal CF semifinalista de la Champions League. / Foto: Villarreal CF.

Volviendo a aquel día de tensión en el que mi amigo citó a la obra de Cervantes y su símil, le respondí que no se olvidara que lo único que se necesita para un milagro, es tiempo. Según el segundo enunciado del teorema de Borel-Cantelli, los milagros ocurren siempre. Esa teoría sostiene que si un primate (un mono, sí) se sentara delante de un teclado a aporrear, aleatoriamente y al azar, el teclado pero en una secuencia de tiempo infinita, es seguro, de forma matemática, que el mono acabaría escribiendo del tirón el Quijote. Y las obras completas de Shakespeare.

La parte mala es que la teoría de Emil Borel, formulada en 1913, en deporte o fútbol, no es aplicable, excepto quizá para los publicistas de dirigentes en entredicho. Carentes de la eternidad, prisioneros de lo efímero, la única esperanza real que nos queda a los aficionados es que en las instituciones – cualquiera que sea la que apoyemos- se pongan a gestionar profesionales que sepan lo que hacen.

Si quieres escribir el Quijote o clasificarte para Champions, o ganar una Liga, no pongas a un ignorante, o a cinco, para darles tiempo. Mejor elige alguien leído, estudiado, formado y preparado

Si quieres escribir el Quijote o clasificarte para Champions, o ganar una Liga, no pongas a un ignorante, o a cinco, para darles tiempo. Mejor elige alguien leído, estudiado, formado y preparado. La pelota en un aro o en una portería puede entrar por azar una vez, pero no de forma repetida. Para triunfar hay que gestionar y tener a buenos profesionales en cada área tomando decisiones ara que los profesionales del área deportiva cobren al día, no tengan problemas y puedan rendir sin excusas. Generar un liderazgo real, un organigrama que emane una autoridad natural basada en el ejemplo, que permita exigir y a la vez proteger al deportista.

En el fútbol moderno, los entrenadores no pueden ellos, sólo ellos, con el peso de un gran Club. El Director Deportivo, o el CEO Presidente, debe ser el guardaespaldas del técnico. Mediocentros de contención a la caza de problemas sueltos y bomberos de pequeñas hogueras. Protegerle al Míster del entorno y de los futbolistas cuando vienen las curvas de malos resultados.

javi gracia valencia cf
Javi Gracia, en su primer día en Mestalla, tras ser presentado como nuevo entrenador del Valencia CF. / Foto: Valencia CF.

Un entrenador bastante responsabilidad tiene con gestionar alineaciones y entrenamientos como para torear asuntos disciplinarios, de planificación o contractuales. Y para administrar recursos humanos y los egos de cada plantilla, se hace necesaria tanto la mano firme de la máxima autoridad, fácil de ejercer con poder, como una habilidad emocional y empática de ese mismo poder, más complicado de obtener, porque es necesario dominar los códigos internos del vestuario y el deporte

PD: La decisión del Valencia de escuchar a su secretario técnico Miguel Corona con Javi Gracia y Óscar Fernández es un soplo de lógica, una luz en el túnel. Quizá algunos tuvieran o tuviéramos otras preferencias, sea por gusto, interés o afinidad personal, pero justo es reconocer que tras esas dos decisiones se percibe coherencia y la mano de alguien de fútbol. En medio del campo de batalla, del barro de la devastación y las trincheras, surge una flor. No es un jardín, no digo eso aún, pero es un inicio.

Deja un comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu nombre.
Por favor, introduce un comentario.

[td_block_golsmedia_lo_mas_leido title="Lo más leído" range="weekly" first_post_large="yes" golsmedia-lazy-load-cache-id="golsmedia-block-uid__post__mobile__after_1_post__lo-mas-leido"] [golsmedia_responsive_ad adsense_banner_size_mobile="300x250" adsense_config_mobile="show-always" box_config_mobile="no-show" class="td_block_golsmedia_ad td-pb-border-top td_block_template_5 td_module_wrap"] [td_block_golsmedia_encuestas widget_title="Encuestas"] [td_block_golsmedia_futbol_tele_hoy widget_title="Fútbol en la tele hoy"]