Imagen de archivo de un jugador celebrando un punto.

La pilota valenciana de élite recupera su actividad

Imagen de archivo de un jugador celebrando un punto.

Por fin. Los amantes de la pilota valenciana están de enhorabuena. Y es que la federación llevaba tiempo peleando para que el deporte autóctona sea considerado actividad esencial y, por ende, que los jugadores profesionales puedan jugar sus partidas al igual que hacen otros deportes profesionales.

Así pues, después del anuncio de la Generalitat Valenciana, la Fundació retomará la competición la próxima semana con las ligas. Las partidas se jugarán a puerta cerrada y la nueva programación se comunicará en los próximos días.

La Generalitat Valenciana permite a partir del 1 de marzo la práctica de la competición profesional de la pilota valenciana, parada desde el 21 de enero

El próximo lunes 1 de marzo entrarán en vigor las nuevas medidas en la Comunitat Valenciana para luchar contra el COVID19. Entre estas medidas se permite la práctica de la competición profesional de la pilota valenciana. Ahora ya cuentan con el permiso de las autoridades sanitarias y deportivas.

Las ligas profesionales se pararon el pasado 21 de enero. Por tanto ha pasado más de un mes sin que la pilota valenciana llenará los trinquets de la Comunitat. Lo más probable es que la competición se retome con una jornada intersemanal.

La Fundació quiere agradecer que la demanda, de equiparar la pelota con el resto de deportes que estaban compitiendo a su máximo nivel, haya sido satisfecha y se haya tenido en cuenta las singularidades de la pilota valenciana, el deporte autóctono de los valencianos que, además, está considerado como BIC”, ha manifestado la Federación de Pilota Valenciana.

“No obstante, desde la Fundació se insta a la Administración a continuar defendiendo la pilota de élite con la elaboración de un marco jurídico que proteja a los jugadores de primera línea y así, evitar que ante otra situación imprevista, como en este caso una pandemia, la pilota de élite pueda seguir con la misma equiparación legal que el resto de deportes profesionales”, concluye.