Inicio / FFCV / ENTREVISTA | Héctor Belda: “Mi meta es que se asocie mi nombre con la imagen de un árbitro responsable, bueno y sensato”
Héctor Belda FFCV
Héctor Belda en uno de los partidos de la pasada temporada.

ENTREVISTA | Héctor Belda: “Mi meta es que se asocie mi nombre con la imagen de un árbitro responsable, bueno y sensato”

El Comité de Árbitros y, por consiguiente, los árbitros son uno de las partes más importantes en el fútbol. Estos son los encargados de impartir justicia, no siempre a gusto de todos, en todos los partidos disputados jornada tras jornada en las distintas competiciones. Centrándonos tan solo en el fútbol y dejando de lado otros deportes donde también tiene relevancia su figura, en Golsmedia tenemos la oportunidad de hablar con Héctor Belda, linier de Preferente y árbitro principal en Regional y fútbol base.

Belda lleva tres años -esta es la cuarta temporada- arbitrando partidos a jugadores de edades muy dispares. Este factor le ha ayudado a, además de ganar experiencia en los terrenos de juego, saber cómo actuar en los distintos momentos de diversas categorías. El colegiado, que se encuentra muy cómodo, se quedó a las puertas la pasada promoción para ascender a Primera Regional tras ser seleccionado por la Delegación Territorial del Comité de Árbitros como posible candidato a este ascenso.

Esta temporada la ha iniciado con muchas ganas de poder volver a tener la oportunidad de cumplir uno de sus sueños que es ascender de categoría. Aunque no se marca un límite, su honestidad y buen hacer ya dejan huella en algunos clubes. Y es que, para llegar a ser un gran árbitro es necesario ser una gran persona y muchos clubes ya saben que Héctor lo es.

P: ¿En qué momento decidiste ser árbitro?

R: Fue hace tres años, cuando un amigo nos dijo de apuntarnos al cursillo de admisión, entonces pensamos que era una buena idea para no alejarnos del fútbol después de tantos años, además pagaban bien y nos permitía ahorrar para nuestros estudios.

P: ¿En algún momento te has arrepentido de serlo?

R: Para nada, hay días bastante duros con un ambiente casi bélico en el campo pero en el fondo ese ambiente es el que te hace más fuerte y te hace aprender y mejorar, además una vez le coges el gusto te importa menos madrugar para recorrerte media hora en coche y arbitrar a los jóvenes del fútbol base. No es tan molesto llegar casi a las once a casa tras acabar un partido de asistente de Preferente donde vas más lejos y se tarda más en acabar.

P: ¿Cuál ha sido tu mejor momento? ¿Y el peor?

R: El mejor momento fue sin duda el partido de 2ª regional entre C.F. Gandía y en el C.F. Orba en el Guillermo Olagüe donde ambos equipos eran rivales directos por el ascenso, el partido fue muy bien y al final del mismo ambos me felicitaron, incluso el Orba que salió derrotado, me agradeció muchísimo el trabajo de ese día.
El peor fue un partido de la misma liga en Tavernes entre el Ath. La Vall y el C.D. Xeraco donde al final de partido un jugador me lanzó una garrafa de agua fruto de la frustración, en ese momento te pones muy nervioso y cuando entré en el vestuario tuve que tumbarme unos minutos para calmarme antes de redactar el acta.

P: ¿Estás sometido a mucha presión durante un partido?

R: Por supuesto, en cualquier momento del partido este se puede descontrolar por una patada o un pisotón aunque sea involuntario, además los árbitros nunca jugamos en casa y el público mete mucha presión a los jugadores que se llegan a crecer y a comportarse de forma poco deportiva.

“Los árbitros nunca jugamos en casa y el público mete mucha presión a los jugadores que se llegan a crecer y a comportarse de forma poco deportiva”

P: ¿Cuál es tu sueño?

R: Llegar a primera es un sueño muy bonito, pero si somos realistas mi meta es subir todas las categorías que pueda y que se asocie mi nombre con la imagen de un árbitro responsable, bueno y sensato.

P: ¿Nos podrías contar alguna anécdota interesante? ¿Y graciosa?

R: La anécdota que más recuerdo fue la de mi primer partido donde al ser tan novato cometí el error de dejarme el boli en el vestuario la primera parte, al darme cuenta empecé a cruzar los dedos para que no hubiera goles pero no fue así y llegaron a marcar cinco en esa primera parte, mi solución fue memorizarlos y por suerte no me equivoqué. Una anécdota divertida fue en un partido donde en el sorteo se me escurrió la moneda y calló a mi zapatilla de lado por lo que no fue ni cara ni cruz.

P: ¿Qué diferencia encuentras entre la categoría Regional y Preferente?

R: En nivel y el ritmo de juego es muy diferente, en Regional hay pocos equipos que jueguen el balón y lo sepan mover bien por el campo, en general buscan a su delantero con balones altos o a su extremo con balones largos. En Preferente sí que se prioriza más el juego de balón y los desplazamientos en largo son muchos más controlados y eficaces que en Regional.

P: ¿Qué has aprendido?

R: En estos tres años he aprendido a tratar mucho con la gente, sobre todo cuando está más alterado durante el partido. La clave es no mantener su nivel de nervios y llevarlo a tu terreno, que ha de ser más calmado y si grita, tú hablarle normal para que vea que estás ahí y no te vas a alterar. Además al conocer a tanta gente nueva por todos los campos pierdes un poco la vergüenza de conocer a alguien nuevo, ya que te ocurre casi todas las semanas.

Ver comentarios (2)

2 comentarios

  1. Avatar

    Gran árbitro joder, sí señor. Y buena persona.

  2. Avatar

    Me encantó ver esta entrevista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *