Pablo García y Boubacar Keita manejan la bola durante un partido con el CD Laredo. Foto: CD Laredo.

Dos jugadores del Deportivo Alavés finalizan su cesión en el CD Laredo

Pablo García y Boubacar Keita manejan la bola durante un partido con el CD Laredo. Foto: CD Laredo.

Enero es un mes de propósitos, y hay clubes de fútbol que lo que buscan en cada inicio de año es mejorar sus respectivas equipos. En ocasiones, la mejor forma de hacerlo es dejando marchar a integrantes de la plantilla que apenas han tenido protagonismo hasta las Navidades. La razón es que ocupan un número determinado de fichas que podrían ser empleadas para la contratación de nuevos jugadores. En base a ese pensamiento ha obrado recientemente el CD Laredo, equipo cántabro que compite actualmente en el Grupo II de Segunda RFEF.

Pablo García y Boubacar Keita no continuarán a las órdenes de chiri

La entidad pejina ha informado hace escasos minutos sobre la salida de dos jóvenes que llegaron este verano a San Lorenzo procedentes del Deportivo Alavés, equipo de Primera División que tiene al filial compitiendo en el Grupo IV de Tercera RFEF. Ellos son Pablo García y Boubacar Keita. Ambos han sido utilizados por Chiri como revulsivos de manera recurrente. El primero de ellos, nacido en Santander, “había disputado hasta el momento 7 partidos, 1 de ellos como titular, acumulando 123 minutos de juego.”

El dorsal ’15’, que cumplió hace unos días los 20 años y que fue firmado por los babazorros en 2017 tras el buen rendimiento ofrecido en el Atlético Perinés, no ha tenido continuidad alguna en el equipo. Empezó con mal pie en liga, pues fue expulsado en la Jornada 2 contra el Osasuna Promesas. Él y el Deportivo Alavés tendrán que sentarse ahora y decidir cuál es la mejor opción de mercado. Los mismos pasos seguirá Boubacar Keita, futbolista de origen senegalés que ha participado poco más que su compañero.

el conjunto babazorro tendrá que decidir dónde juegan de aquí hasta final de temporada

El centrocampista ofensivo no ha cuajado en los esquemas de su entrenador, que no le ha otorgado la titularidad en dos jornadas consecutivas durante estos cuatro meses de campeonato. Como bien indica el club en su comunicado oficial, Keita había disputado hasta la fecha “11 partidos, 2 de ellos como titular, acumulando 342 minutos de competición.” Estos son unos datos muy pobres para dos jugadores jóvenes que todavía necesitan encontrar su madurez futbolística.