Futbolistas del CD Tudelano. Foto: CD Tudelano.

Jugadores y presidente del CD Tudelano intercambian críticas sobre los impagos

Futbolistas del CD Tudelano. Foto: CD Tudelano.

El CD Tudelano ha salvado su ‘match-ball’. El conjunto navarro ha mantenido su plaza en Segunda RFEF tras abonar la deuda de 208.000 euros que mantenía con los futbolistas y cuerpo técnico de esta temporada -desde febrero sin cobrar- y con jugadores de la campaña 20/21, a los cuales aún se les debía la prima por el ascenso a Primera RFEF. Tras este acontecimiento, el presidente del club, Ramón Lázaro, ha realizado unas duras declaraciones en la Cadena SER Navarra.

Lázaro admite que ha sido él mismo quien ha pagado, de su propio bolsillo, toda la deuda. Escasos minutos antes de cerrarse el plazo y verse abocado a un descenso administrativo a Tercera RFEF. En declaraciones a la Cadena SER, Lázaro ha denunciado que los jugadores “no han puesto nada de su parte”. Además, ha añadido que los futbolistas “querían joder y putear al Tudelano para que bajara a Tercera RFEF”.

lázaro ataca a su plantilla de no cooperar para reducir la deuda y los jugadores responden

Lázaro compró el club hace menos de una semana por un precio simbólico de un euro. La deuda era de 1,3 millones de euros, la cual iba a asumir. “Dije que venía aquí con un proyecto deportivo y, a pesar de que la plantilla y los dos capitanes no han colaborado absolutamente nada, he decidido afrontar el pago adeudado personalmente”, argumenta Lázaro.

“Me hubiera gustado más colaboración, porque soy consciente de que lo han pasado mal, de que les han tratado mal. Pero yo llego con un proyecto nuevo del que no han querido saber nada ni los dos capitanes, Diego Royo y Alex Gualda, ni el resto de los jugadores, que han hecho seguidismo”, argumentaba Ramón Lázaro en sus declaraciones. Un ataque al que Gualda ha querido responder en Twitter.

Gualda destruye el argumentario de Lázaro al admitir que el nuevo presidente del club pidió a la plantilla rebajar un 30 % el sueldo que se les debía. El capitán del Tudelano destapa que algunos futbolistas acordaron el 10 % y otros, como él, no cedieron. Ahora, recibirán el dinero adeudado -aunque algunos trabajadores no lo han recibido- para construir un nuevo proyecto en Segunda RFEF. Se espera una gran renovación tras la crítica de Lázaro a la plantilla: “No tienen ni garra, ni corazón“.