Crnogorvevic (FC Barcelona) y Débora García (RCD Espanyol) durante el partido que les enfrentaba en la primera vuelta del campeonato. / Foto: FC Barcelona Femení.

Semana del derbi de "las dos caras" en Liga Iberdrola

Crnogorvevic (FC Barcelona) y Débora García (RCD Espanyol) durante el partido que les enfrentaba en la primera vuelta del campeonato. / Foto: FC Barcelona Femení.

El próximo sábado, día veintidós de mayo, a las dos de la tarde, tendrá lugar uno de los derbis más históricos del fútbol femenino español, el RCD Espanyol contra FC Barcelona.

A pesar de ser un gran derbi, la situación tan dispar en la que se encuentran ambos en Liga Iberdrola hace que el partido adquiera un tono “descafeinado”.

El FC Barcelona Femení llega al derbi con la liga ganada, mientras que el RCD Espanyol Femení lo hace en una situación crítica

Por una parte, el FC Barcelona llega tras ganar su primera UEFA Women’s Champions League el pasado fin de semana ante Chelsea FC. Además, en Liga Iberdrola no se juega nada, ya que, tras lograr veintiséis victorias en veintiséis encuentros disputados, las de Lluís Cortés ya certificaron el campeonato de manera prematura a falta de ocho partidos.

Por la otra, el RCD Espanyol llega en una situación crítica. Las blanquiazules son decimoquintas, a cinco puntos de la salvación, con tan solo cuatro partidos por disputar. Las españolistas llevan dos meses sin ganar un partido, y una victoria en este derbi les haría soñar con poder evitar perder la categoría tras veintiocho temporadas consecutivas en la élite del fútbol femenino español.

RCD Espanyol Femení
Jugadoras del RCD Espanyol durante un entrenamiento de la presente temporada. / Foto: RCD Espanyol Femení.

Los anteriores enfrentamientos entre ambos conjuntos hacen pensar que las blaugranas se llevarán los tres puntos sin problemas, ya que lo han hecho en quince de las últimas diecisiete ocasiones, mientras que las blanquiazules no los logran desde septiembre de 2012. Sin embargo, partiendo de la premisa de que el FC Barcelona tendrá que jugar también mañana contra el Athletic Club un partido atrasado y tienen a final de mes la semifinal de la Copa de la Reina, y el RCD Espanyol se juega “la vida”, nunca se sabe que puede pasar.