Aitor sonríe en rueda de prensa. Fuente: Extremadura UD.

El legendario Aitor Fernández cuelga las botas definitivamente

Aitor sonríe en rueda de prensa. Fuente: Extremadura UD.

Malas noticias para el fútbol español. Uno de los jugadores que dignifican este deporte no continuará disfrutando de su pasión sobre el terreno de juego. Hablamos de Aitor Fernández, defensor asturiano que ha militado en muchos equipos del panorama nacional. El último, la Cultural y Deportiva Leonesa, que aprovechó su ficha cuando supo que su lesión de rodilla le iba a mantener un tiempo alejado del fútbol.

Lamentablemente, el ex del Extremadura UD ha comunicado que sus dolencias son lo suficientemente importantes como para decir adiós a una carrera deportiva que se inición cuando apenas tenía 15 años.

la lesión le ha impedido prolongar aún más su carrera deportiva

A través de un conmevedor comunicado en sus redes sociales, el de Valdepares se ha despedido definitivamente de su gran amor. A sus 35 años, el lateral pone punto y final a una exitosa trayectoria que le ha llevado a jugar en Segunda División y a vestir las camisetas de equipos como el Real Racing Clubm Hércules CF, el RCD Espanyol, la SD Ponferradina, el CD Guadalajara, el Pontevedra CF, el CD Lugo, el CD Mirandés, el Real Avilés, el Extremadura UD y la Cultural y Deportiva Leonesa.

COMUNICADO OFICIAL

Después de un año complicado intentando por todos los medios volver a hacer lo que más amaba, he tenido que pararme y decirme, muy a mi pesar, hasta aquí. Pese a los esfuerzos de los médicos, la lesión era demasiado grave para poder continuar. Recuerdo cuando me fui de casa con 15 años… mi madre llorando, mi padre cabizbajo y yo asustado porque era algo totalmente nuevo para mí.

Una maleta y una mochila me acompañaban, esta última cargada de ilusión, sueños, expectativas y pasión. He sido un afortunado, si volviera a nacer tomaría la misma decisión. He aprendido tanto en todos estos años, he conocido tantas personas, tantas ciudades, tantos países, he vivido tantas experiencias que, querido amigo mío, solo puedo estar agradecido por todo lo que me has dado.

He tratado de estar siempre a tu altura respetándote y valorándote a través del trabajo, la dedicación y la profesionalidad. Echaré de menos los nervios previos a un partido, el olor a hierba recién cortada, el silencio previo a la competición dentro del césped, las arengas entre compañeros, la emoción de saltar al terreno de juego y ver cómo tu gente te apoya el día día, todo.

Solo palabras de agradecimiento a todas las personas que tuve la suerte cruzar en mi camino a lo largo de estos 20 años, que no son pocas. Gracias a mi increíble familia que siempre me ha apoyado, sin ellos no hubiera sido posible. Gracias a mi mujer y mi hija por darme su apoyo y amor incondicional. Gracias fútbol amigo mío, me lo has dado todo. Hoy ese chico que salió con su maleta con algo de ropa y su mochila repleta de ilusion se ha convertido en nombre. La ropa del equipaje se quedó algo fuera de moda pero la mochila sigue intacta, ilusión, sueños expectativas y pasión que espero poder seguir dándote.