Aficionados y jugadores del Olivarense y del Villaverde peleándose.

Una brutal pelea en el fútbol regional andaluz se salda con 15 heridos

Aficionados y jugadores del Olivarense y del Villaverde peleándose.

El pasado fin de semana volvimos a ver unas lamentables imágenes que manchan el fútbol. Ocurrió en el estadio San Sebastián de Villaverde del Río, en Sevilla. Una multitudinaria pelea entre jugadores de la Unión Deportiva de Villaverde del Río y del Atlético Olivarense, además de numerosos aficionados que saltaron al terreno de juego.

El resultado final fue de 15 heridos. Asimismo, también se denunció el exceso de aforo en el estadio. Y es que hay que recordar las limitaciones en cuanto a público que hay por las medidas contra el COVID19 que aún están vigentes. El partido terminó con victoria visitante por cero goles a tres.

En la batalla campal se lanzaron vallas y sillas en un estadio donde no se respetaron las medidas de seguridad y el aforo

En la pelea se pudieron ver lanzamientos de vallas, sillas y muchas personas incumpliendo las prevenciones anti coronavirus. Es más, el equipo visitante tuvo serios problemas para abandonar las instalaciones y algunas de las personas lesionadas sufrieron hemorragias.

Las imágenes hablan por sí solas.

La Unión Deportiva Villaverde se ha manifestado tras los hechos asegurando que estaba “perfectamente controlado el aforo y la normativa de seguridad, con un 50 por ciento del aforo limitado”. Además, afirmaron que un grupo de aficionados del equipo rival, conocidos como Ultra Olivos, ya habían señalado en sus redes sociales previamente al partido, que se iban a producir disturbios“. Del mismo modo, también se ha pronunciado el Club Atlético Olivarense.