En marcha la Tercera riojana más atípica de los últimos años

La edición más atípica de la Tercera riojana ya está en marcha. Veintidós equipos participan en esta categoría, divididos en dos subgrupos de once clubes. La primera fase tendrá lugar entre el 17 de octubre y el 28 de marzo, con veintidós jornadas (dos de descanso para cada equipo) y una segunda fase disputada en función a los méritos clasificatorios de cada equipo. Aunque el formato es bastante complejo, se podría resumir de la siguiente forma:

Los tres primeros clasificados de cada subgrupo lucharán por ascender a Segunda División RFEF (cuarto nivel del fútbol español en la 2021/22)

– Los equipos clasificados entre el cuarto y el sexto de cada subgrupo participarán en playoff para entrar en la fase de ascenso a Segunda División RFEF.

– Por último, en la Fase por la Permanencia en Tercera División RFEF participarán los clubes clasificados del séptimo al último puesto de cada subgrupo.

El subgrupo A estará compuesto por los siguientes equipos: CD Varea, CD Arnedo, CD Anguiano, SD Oyonesa, CD Alfaro, CD Berceo, CA Vianés, Comillas CF, La Calzada FC, Villegas CD y CD Agoncillo. Por su parte, el Grupo B estará compuesto por diferentes equipos: Casalarreina CF, Náxara CD, UD Logroñés Promesas, CD Calahorra B, River Ebro, CD Pradejón, CD Alberite, CP Calasancio, Yagüe CF, Racing Rioja FC y CD Tedeón.

SUBGRUPO A

El CD Varea parte como favorito, al rozar el ascenso a Segunda B la pasada temporada. Los arlequinados han logrado renovar a sus puntales (Rubén Pérez, Chimbo, Rocha, Benji, Madalin), además de interesantes fichajes como Fernando Amestoy, Bruno Meoqui y Naceur. El CD Arnedo también ilusiona, habiéndose proclamado campeón de la fase riojana de la Copa Federación, aunque eliminado por el CD Tropezón en primera ronda (1-3). El conjunto de Elías Tomé ha optado por la continuidad (Arpón, Roberto Levas, Omar Chamadoira, Queleño, Xabi Sola…), con algún refuerzo (Nino de Leeuw, Imanol Arellano). Derrota para ambos en la primera jornada.

Foto: CD Arnedo

Por detrás, se sitúan equipos como el CD Anguiano y la SD Oyonesa. Los serranos esperan colarse en la zona alta, con futbolistas como Moha, Íñigo San Martín, Nacho Elías, Krumnack e interesantes incorporaciones como Adrián Gómez y Eduardo Medrano. Por contra, dos bajas muy sensibles: Álvaro Navajas (al Náxara CD) y Martín Gómez (al Haro Deportivo). Por su parte, los alaveses son un bloque muy joven, nutrido de futbolistas logroñeses y con gran potencial de crecimiento. Eso sí, los blanquiazules disputarán sus partidos en el Mundial 82, debido a las medidas decretadas por el coronavirus.

En La Rioja Baja, el CD Alfaro espera olvidar un año bastante complicado y tratar de pisar la zona noble. Liderados por Nacho Navajas, uno de los mejores delanteros centro de la categoría, el bloque ha realizado muchos fichajes del fútbol riojano-navarro, entre las que destacan Gorka Alegría o Albert Soldevilla o los recientes fichajes de Pablo Martínez y Álvaro López.

Foto: CD Alfaro

Y a partir de aquí, seis equipos llamados a la salvación(el CD Berceo, el CA Vianés, el Comillas CF, FC La Calzada, el Villegas CD y el CD Agoncillo). Los avioneros son los recién llegados desde Regional, mientras que los berceístas mantienen su tónica, con la renovación de gran parte de su plantilla, temporada tras temporada. Más movimientos que de costumbre en Santo Domingo, con fichajes como Dani Gómez y Efrén, así como la continuidad de ‘Chuchi’ García o los hermanos Santurde.

El Villegas CD  tuvo un gran golpe de fortuna durante la pasada temporada. Los de La Ribera estaban descendidos cuando aconteció la crisis del coronavirus (tenía 7 puntos); pero lograron salvarse al no haber descensos. Será difícil que repitan una campaña igual.

El Comillas CF, club de vocación formativa, también tratará de aguantar en el Grupo XVI. El CA Vianés buscará el mismo objetivo, aunque sufrirá la misma situación que la SD Oyonesa: estará obligado a jugar como local en La Rioja debido a las normas derivadas de la pandemia.

SUBGRUPO B

Mientras el CD Varea se postula como favorito en el Subgrupo A, lo cierto es que en el B no es nada fácil determinarlo. El Casalarreina CF fue tercero en la pasada temporada y ha renovado a futbolistas muy importantes (Pablo Beraza, Yeray, Saúl, Pitilla, Jorge Bernal, Jon Estéfano); pero la pérdida del delantero Alberto Baztán será difícil de compensar. El Náxara CD, por su parte, mantiene sus credenciales (Javi Martínez, Orodea, Rojo, Quirino, Tamayo, Andrés Peso, Esaúl, Jorge Caballo). Rubén Saénz “Chiri” seguirá en el banquillo.

Los dos filiales también serán conjuntos para tener en cuenta. La UD Logroñés Promesas, aprovechando la inercia del primer equipo, ha acudido al mercado con frecuencia este verano: Gerard Maquillas, Sergio García, el riojano Jaime Garijo y varios jugadores procedentes de División de Honor. La base se mantiene con nombres como Yari, Víctor Prada, Mario García Muro, Ander Dulce o Martín Lapeña. Un filial con más importancia que nunca, ya que puede constituir un remedio de urgencia si el primer equipo se ve afectado por la pandemia.

Foto: Cantera UD Log

Por su parte, el CD Calahorra B también se ha reforzado en amplitud (Álvaro Maiso, Jorge Losantos, Marko García, Omar de la Cruz, Patrice o Albert Alavedra; debutante con la selección de Andorra absoluta). Los rojillos jugarán en La Planilla y son otro candidato a colarse en las plazas privilegiadas. Mismo objetivo comparte el Racing Rioja CF, a pesar de ser recién ascendido. Blas Terroba ocupará uno de los banquillos más atractivos del curso, entrenando a jugadores de superior categoría como Adrien Goñi, Barace, Almagro, Óscar Loza y Maestresalas.

A partir de aquí, seis equipos lucharán por la permanencia con intensidad: el River Ebro, el CD Pradejón, el CD Alberite, el CD Calasancio, el Yagüe CF y el CD Tedeón. Los rinconeros no contarán con ‘Parri’ como técnico, por primera vez en diez años. Tanto los alberiteños como los champiñoneros tratarán de eludir el sufrimiento. Por último, el conjunto de Navarrete llega desde la Regional Preferente y como no podía ser de otra manera, comparte objetivos con este grupo de clubes.

El CP Calasancio tratará de aprovechar las dimensiones del campo de La Estrella para sobrevivir un año más en Tercera, mientras que el Yagüe CF, equipo obrero e identificado con su barrio, espera igualmente alejar la zona roja. Pocas entidades están más identificadas con su entorno que el bloque amarillo. Una batalla sin cuartel para eludir los seis puestos de descenso al final de la temporada.