Inicio / Juvenil // + Noticias / Los penaltis dejan al Villarreal al borde del título

Los penaltis dejan al Villarreal al borde del título

Copa de Campeones Juvenil (final).- Real Zaragoza, 0 (7); Villarreal CF; 0 (6).

Los penaltis apartaron del Villarreal de su segundo Copa de Campeones. El equipo de Miguel Ángel Tena empató durante los 120 minutos de juego en un duelo en el que gozaron de ocasiones para no llegar a dilucidar su suerte en la fatídica tanda de lanzamientos desde los once metros. La oportunidad más destaca también llegó desde el punto de penalti pero Morante no logró transformar. Llegados a la ruleta absoluta de los penaltis, se tuvieron que lanzar hasta 14, once de ellos sin error alguno por parte de ambos equipos, el Villarreal tuvo la presión de tener que marcar en los cuatro últimos, Baena, Pereiro y Carlo Adriano salvaron la situación pero John vio como su chut, a la postre el último, lo rechazó Carlos Azón. Foto: Villarreal CF.

El submarino amarillo se plantó en la final tras dejar en la cuneta al Numancia en cuartos de final y al Sevilla en semifinales, rivales a los que superó con cierta clarividencia, tanto en juego como en el marcador. Por su parte, el Zaragoza llegó al encuentro decisivo después de eliminar al Atlético de Madrid y al Celta, ante los que se mostró imbatido. Para los de la Plana Baixa era la tercera final, en la que buscaba su segundo triunfo en la competición, en cambio, el cuadro zaragozano disputaba su segunda final de una Copa de Campeones que todavía no tenía en sus vitrinas.

El técnico Miguel Ángel Tena no realizó variante alguna respecto al duelo de semifinales disputado el pasado miércoles ante el Sevilla, el entrenador groguet puso en liza un 4-4-2 con Izan, Vadik, Pereiro y Dani Tasende en línea defensiva; Morante y Carlo Adriano en el doble pivote, con Enric y Galdón en bandas, y Baena y Fer Niño formando dupla atacante.
Los primeros minutos del encuentro se saldaron con un dominio amarillo concluyente, una superioridad que vio transformada también en ocasiones de gol para el cuadro vila-realense. De hecho, Álex Baena mandó la bola alta rozando el larguero en un latigazo desde fuera del área. Enric también protagonizó un par de acciones de peligro.

Sin embargo, con el paso de los minutos el duelo se equilibro en el juego pero pudo verse quebrado en el marcador, y es que el meta Azón cometió penalti sobre el atacante groguet Fer Niño a los 17 minutos, pero el centrocampista Iván Morante vio como el arquero zaragozano le atajaba la pena máxima. El Submarino persiguió el primer gol, en especial en un par de acciones más de Baena, el futbolista más desequilibrante de Miguel Ángel Tena. En la recta final del primer acto apretaron los maños pero sus llegadas apenas se saldaron con un un par de balones que no encontraron portería.

Tras el descanso el Villarreal continuó monopolizando el juego sobre el cuidado césped de Balaídos. Carlo Adriano gozó de una gran oportunidad para desnivelar el marcador, pero el disparo del mediocentro amarillo encontró su respuesta en la parada del meta Carlos Azón. No obstante, la entrada de Puche en las filas blanquillas estimuló a los aragoneses, y es que recién ingresado al terreno de juego tuvo dos ocasiones de gol que abortó el cancerbero Jörgensen.

En la recta final el Zaragoza enseñó los dientes. Francho se sacó un potente chut que sacó de forma milagrosa un defensa cuando el cuero llevaba márchamo de gol, el rechace lo recogió Castillo y el disparo de éste lo atajó el meta sueco Jörgensen. Ya en el descuento los blanquillos pudieron definir tras un error del meta groguet, que no atrapó un centro desde la banda derecha y dejó el cuero muerto en el interior del área grande, no obstante, Puche no logró definir. Antes de la prórroga también la tuvo el equipo de Iván Martínez, tras sendas acciones de Jaime y Puche, también el Villarreal en una falta lejana ejecutada por Baena. No hubo manera de deshacer el empate inicial.

La prórroga comenzó tal y como terminaron los 90 minutos, con una falta de Baena para el Villarreal que se saldó sin mayores consecuencias. Durante la primer parte de la prórroga se jugó más en campo maño con posesión de un Submarino que atacó pero que no lo hizo con la claridad suficiente para generar ocasiones que entrañaran verdadero peligro sobre el arco defendido por Azón.

Un peligro que sí que llegó en el segundo periodo de la prórroga, cuando John cabeceó de forma magistral un saque de esquina, sin embargo, el cuero se marchó ligeramente desviado. Pero el último cuarto de hora de juego estuvo mucho más abierto y el Zaragoza pudo avanzarse en el marcador en un momento crítico, cuando Puche remató en el interior del área pero Jörgensen sacó el balón de forma milagrosa con el pie cuando ya se cantaba el gol en Balaídos. El tiempo extra concluyó con un nuevo cabezazo de John pero el balón volvió a no encontrar portería. Era momento de la tanda de penaltis.

La suerte de los penaltis comenzó con sendos fallos de Javi Hernández para el Zaragoza y de Galdón, del Villarrea. Sin embargo, los siguientes once lanzamientos fueron todos dentro, Álvaro Martín, Vera, Francho Guerrero, Puche, Jaime, Andrés Borge e Iván Castillo no marraron para el Zaragoza mientras que Dani Tasende, Arana, Gonzaga, Álex Baena, Dani Pereiro y Carlo Adriano se mostraron infalibles para el Villarreal. Si bien es cierto, los tres últimos tuvieron la presión encima de tener la obligación de transformar para que la copa no se marchara a Zaragoza, en la cuarta pena máxima con este tesitura John no logró marcar, o mejor dicho, Carlos Azón le paró el penalti.

El Real Zaragoza se proclama campeón de la Copa de Campeones de División de Honor Juvenil tras vencer es un ajustada tanda de penaltis, y lo hace pro primera vez en su historia. Los amarillos, a pesar de cuajar un gran partido, y por extensión un buen campeonato, claudicaron en su tercera final.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Carlos Azón, Alejandro Francés, Álvaro Martín, Javi Hernández, Francho Serrano, Iván Castillo, Jesús Jiménez (Puche, m. 69), José Alastuey (Andreu, m. 58), Rodrigo Val (Jaime, m. 79), Andrés Borge y Mario Benedet (Vera, m. 100).

Villarreal CF: Filip Jörgensen, Izan Morcillo (Blanco, m. 91), Dani Tasende, Vadik Muria, Dani Pereiro, Iván Morante (John, m. 84), Carlos Adriano, Fer Niño (Gonzaga, m. 108), Álex Baena, Carlos Galdón y Enric Martínez (Arana, m. 73).

Tanda de penaltis: 0-0. Javi Hernández (para). 0-0. Carlos Galdón (arriba). 1-0. Álvaro Martín (gol). 1-1. Dani Tasende (gol). 2-1. Vera (gol). 2-2. Arana (gol). 3-2. Francho Serrano (gol). 3-3. Gonzaga (gol). 4-3. Puche (gol). 4-4. Álex Baena (gol). 5-4. Jaime (gol). 5-5. Dani Pereiro (gol). 6-5. Andrés Borge (gol). 6-6. Carlo Adriano (gol). 7-6. Iván Castillo (gol). 7-6. John (paró Azón).

Árbitro: Alejandro Muñiz Ruiz. Amonestó a los futbolistas del Real Zaragoza, Javier Hernández y Francho Serrano; así como a los jugadores del Villarreal Vadik Murria y Álex Baena.

Campo: Balaídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *