Gerard Moreno celebra un gol con el Villarreal CF. / Foto: Twitter.

De los veteranos del tiki-taka a los chavales del tik-tok

Opinión

Gerard Moreno celebra un gol con el Villarreal CF. / Foto: Twitter.

Opinión

Liga de transición_

Estamos ante una liga marcada por la transición de los grandes: Real Madrid, FC Barcelona, Atlético, Sevilla y Valencia, los cinco clubes que han ganado títulos en la última década, atraviesan momentos diferentes en sus planes renove, afectados algunos por una gestión cuestionable y todos, por las consecuencias económicas de la pandemia. Si en plenitud económica la Liga española solo puede ser cosa de dos, en tiempos de entreguerras la pugna resulta más abierta. Por detrás aprietan Real Sociedad, Betis o Villarreal, con proyectos ambiciosos. Disfrutemos.

Liga de oportunidad_

El comienzo de la temporada parecía anunciar la llegada de una nueva hornada al fútbol español: la quinta del COVID. Yunus Musah (Valencia), Kike Pérez (Valladolid), Roberto López (Real Sociedad) o Javi López (Alavés) se suben al carro liderado por el más y mejor precoz, Ansu Fati. Ojalá la liga de las necesidades sea sinónimo de una liga de las oportunidades. Conviene, pues, cambiar el foco de los últimos años: no buscar en cada partido la actuación de quien ya sabemos que brilla sino acudir con la mirada limpia de quién se deja sorprender por los recién llegados. Y sobre todo, ni exacerbar las expectativas ni desmedir las críticas en días malos. Si los veteranos del tiki-taka los tienen, qué decir de los chavales del tik-tok.

La quinta del COVID: Yunus Musah, Kike Pérez, Roberto López, Javi López o Ansu Fati

ansu fati fc barcelona
Ansu Fati celebra un tanto con el Barcelona. / Foto: FC Barcelona.

Liga de igualdad_

Más allá de los grandes, también hay vida. Muy igualada, por cierto. La segunda mitad de la tabla de 1ª parece dominada por el mismo equilibrio que rige en 2ª. Mucho 4-4-2, tacticismo a granel (que es una manera de camuflar el miedo a perder) y en general un panorama demasiado abonado al cerocerismo. Ello contrasta con los sobresaltos que nos llegan desde la Premier, en donde la noticia no son las goleadas sino que las estén encajando los equipos más poderosos: Liverpool, Manchester United, Manchester City. Buena noticia para el espectáculo, pésima para las defensas de esos clubes que han de competir en la Champions. Y, en todo caso, un brillo inicial que veremos si queda en espejismo: en las últimas tres Premier, el campeón acumuló entre 98 y 100 puntos.

Liga del talento que curra_

A falta de los Messi, Benzema o Luis Suárez, que aún no han comenzado a carburar, otros futbolistas se están haciendo acreedores de todos los focos. El primero, Gerard Moreno, un buen goleador que en Villarreal ha roto en gran jugador de fútbol. Su presencia mejora todo el ataque del cuadro groguet, ya sea como segundo punta por detrás de Alcácer o como extremo arrancando desde banda derecha. Su posición no es la única mentira que encierra su juego: ayuda en defensa, tiene ojo para el último pase, es rápido con pies y mente, golpea con las dos piernas y todo ello mientras mantiene su idilio con el gol. En carrera tiene algo de Thomas Müller: engaña por desgarbado.

El bético Canales, el sevillista Navas o el txuri-urdin Portu también han ido enriqueciendo sus registros en los últimos años. El cántabro manda, bien en tres cuartos, bien desde el doble pivote. El sevillano reta en cada partido la fecha de nacimiento de su DNI, repite esfuerzos a alta intensidad y con sus centros convierte el corazón del área rival en una plantación de bananas. Y el murciano, que fue mediocentro en el filial del Valencia, se ha transformado en una centella con gol para la Real Sociedad. Los cuatro representan las virtudes del que cada día vuelve a casa con el frac manchado de grasa: talento, sí, pero con trabajo.

Gerard Moreno, un buen goleador que en Villarreal ha roto en gran jugador de fútbol

Liga entre líneas_

El fútbol del siglo XXI es un reflejo de la sociedad en la que nos toca vivir: poliédrico, fugaz y polémico. Filias y fobias, buenos y malos, ricos y pobres, triunfadores y fracasados… debates que salen del césped y acaban por taparlo. En este balcón del área que me brinda Golsmedia trataremos de encontrar un punto medio, refugio contra las patadas de la crispación y rendija para filtrar un pase al lector. Bienvenidos a ‘Entre líneas’.