Los jugadores del Cádiz sonríen durante un entrenamiento. / Foto: Cádiz CF.

Dejen soñar

Opinión

Los jugadores del Cádiz sonríen durante un entrenamiento. / Foto: Cádiz CF.

Opinión

El Cádiz de los récords ha iniciado la temporada de un modo que nadie podía imaginar. Ni los más optimistas del lugar dibujaban un comienzo tan espectacular. Los amarillos son los mejores visitantes de La Liga. Le han ganado en su casa a Huesca, Eibar y a equipos como el Athletic de Bilbao y al Real Madrid por primera vez en la historia. Un Cádiz CF noticias que bate su marca de victorias como visitante y que hace que la afición esté disfrutando como nunca. ¡Qué lástima que los estadios estén vacíos!

El Cádiz de los récords ha iniciado la liga como mejor equipo visitante y está en puestos europeos

Los de Cervera están en puestos europeos, pero es recurrente que los primeros argumentos para el análisis en la calle, sean que hay que estar preparados para cuando llegue la mala racha. Qué la temporada no va a ser siempre así y qué seguro que llegan las derrotas. Pues quizás sea así, pero en este momento de bonanza ¿Qué más da? Hay que soñar, divertirse, estar orgullosos de ser portada nacional y un ejemplo de trayectoria. Al aficionado le toca disfrutar de un momento histórico, como hicimos hace 30 años con aquel Cádiz de Espárrago. Mejor eso que hacernos sangre con un futuro que no sabremos que nos traerá. No pongamos contrapeso para la alegría ni la ilusión, que el momento lo merece. Ya veremos que pasa en el futuro.

Al aficionado le toca disfrutar… y soñar después de tantas pesadillas

Por supuesto que el profesional del fútbol no tiene que dejarse llevar, ni caer en la complacencia. Debe seguir con la misma tensión e intensidad del primer día, sin confianzas. Pero el aficionado tiene que ser feliz, que la realidad más allá del mundo del balón está muy mala, no frenemos la ilusión, ¿para qué? Bendito fútbol que nos alivia el día a día, y bendito Cádiz que nos da la alegría de disfrutar y soñar con nuestro equipo después de tantas pesadillas.