Foto: Real Sociedad.

Lorchos y meros

Opinión

Foto: Real Sociedad.

Opinión

Sí, a ver. Lo más fácil es nadar a favor de corriente. Pero a mí desde que era niño me gustaba esa frase que decía: sólo los peces muertos siguen la corriente del río.

La verdad es que, como dicen en la tierra de mis orígenes, Galicia, siempre he sido un pouco reviradiño de máis. Quizá por la influencia de uno de los profesores que más me ha marcado en mi vida, Rafa. Un ser humano extraordinario que un buen día me aleccionó sobre la importancia de ser, en ocasiones, transgresor con la norma.

“Así que si queremos sentarnos a las buenas mesas debemos entender que, aunque nos cueste, a veces hay que engominarse el pelo, sacar la cartera”

Pues eso ocurre con los centrales de la Real Sociedad. Resulta que el club txuri urdin ha igualado el mejor arranque defensivo de su historia, y si gana el domingo en Cádiz, se fotocopiaría el inicio de la Real campeona en el segundo título de Liga. Sí, la de Arconada, Bixio, Zamora, López Ufarte, Satrústegui y compañía…

Pues el caso es que yo sigo convencido de que Roberto Olabe, director de fútbol, tendría que haber firmado en verano a un central experimentado y consolidado para dar firmeza al eje de la zaga. Sí, y lo digo ahora. En uno de los mejores momentos defensivos de la historia.

Yo es que, como se dice por ahí, la veo venir. El calendario que asoma es como una tiniebla espesa y gris. Rivales duros y partidos entre semana cada dos por tres. Europa Ligue, Liga, Copa, final de Copa y Supercopa. Y ya sabéis, entre ligas y copas es importante mantener la cabeza fría…

Foto: Real Sociedad.

¿Qué pasa si Aritz pilla un catarro? Sé que el mercado de invierno se está torciendo la esquina, pero también sé que ustedes saben que en esas fechas los escaparates acostumbran a estar llenos de morralla. Que vale, que como decía mi abuela, hoy en día se hacen muy buenas caldeiradas con peixe de morralla. Pero seamos serios, esta Real lleva rumbo de crucero. Servir un lorcho en la bandeja de Arzak es como ver a Pablo Iglesias con el pelo corto y engominado en un vals austriaco a ritmo de Chopin.

El juego de esta Real merece otro Silva, otro Monreal… La fiabilidad y el buen hacer de Aritz Elustondo y Robin Le Normand debe potenciarse con la competencia de un zaguero contrastado. ¿Quién? No es mi trabajo. Hay todo un ejército en la Unidad de Captación que diseñó Roberto Olabe. Salgan ahí y encuentren una buena pieza. Ustedes saben, ya lo han hecho antes. Suban al barco un buen mero.

Díganle a Jokin Aperribay que teclee el código de la caja fuerte porque la Liga viene de anunciarnos que hay pasta en la Real. De 81 a 100 millones de euros de límite salarial. El octavo más alto del campeonato doméstico. Así que si queremos sentarnos a las buenas mesas debemos entender que, aunque nos cueste, a veces hay que engominarse el pelo, sacar la cartera y decir a ritmo de vals: a ver, ¿Cuánto vale todo?. Pues a mí cuenta.

Estaréis pensando, y con razón, cómo se nota que no paga el que firma.