Luka Romero antes de un partido con el Mallorca. Foto: Luka Romero Twitter.

Dos errores estratégicos graves

Opinión

Luka Romero antes de un partido con el Mallorca. Foto: Luka Romero Twitter.

Opinión

Cómo se viviría la maravillosa marcha deportiva del RCD Mallorca si no estuviéramos en era Covid,si la gente pudiera vibrar en Son Moix con su equipo, un equipo que lleva once jornadas sin perder y que pelea cada partido con gran espíritu de equipo, de ayuda en los esfuerzos de todos, que intercambia piezas en el once sin que se sepa muchas veces quién es más titular que el otro. Un equipo con mayúsculas. Desafortunadamente los aficionados deben seguirlo a través de la televisión. No obstante, la impecable marcha del equipo no tapa dos graves errores estratégicos del club que pueden pasarle factura.

Luka Romero, la perla que acaba de cumplir los 16 años aún no ha firmado su primer contrato profesional

Dos errores que sobre todo eran evitables, uno ya no tiene remedio, el otro puede que aún si. El primero es Luka Romero. Una de las perlas de la cantera mallorquinista y que acaba de cumplir 16 años. El RCD Mallorca formalmente va a poder ahora dirigirse a su familia y representante para poder firmar un contrato que será de un máximo de tres años al ser menor. Pero también puede venir un club grande a firmarlo tanto ahora que todavía no ha firmado su primer contrato profesional, como cuando lo haga. Al fin y al cabo es ley de vida, los grandes pescan en los clubes pequeños.

Foto: RCD Mallorca.

Eso es inevitable, lo que era evitable era mostrar a todo el mundo a un chaval de 15 años que debutó contra el Real Madrid en primera división hace unos meses, convirtiéndose en el debutante récord, el más joven en la historia de la liga. Eso y ponerlo en el escaparate es lo mismo. Luka siguió participando además en partidos con Vicente Moreno en primera.

Qué sentido tenía todo aquello, está claro que si un chico destaca debes hacerle creer en ti, al chico y a su familia, y eso por ahora el Mallorca lo está haciendo, pero no mostrarlo antes de tiempo, ¿para qué? ¿para convencer a quién? ¿cuál es el objetivo? Este año Luka sigue con el primer equipo y se siente uno más con los mayores, está contento, está animado, parece que no le decepciona jugar con el B en tercera cuando no va con el primer equipo, o eso dice su gente. Pero si finalmente viniera un club grande y se lo llevara, el Mallorca tendría poco derecho a lamentarse tras haberlo enseñado.

El otro error estratégico es que Antonio Sánchez aún no esté renovado, acaba contrato el próximo verano y el 1 de Enero puede firmar con quien quiera

El otro error estratégico es que Antonio Sánchez aún no esté renovado. El centrocampista mallorquín acaba el próximo verano y el 1 de Enero puede firmar con quien quiera. El RCD Mallorca, más con la boca pequeña (tanto los anteriores gestores como los actuales) dice estar interesado pero los hechos no lo refrendan. Un jugador de talento, de gran espíritu, implicado, de la cantera del Mallorca. Obviamente si hubiera venido de cualquier otro lugar ya estaría renovado, pero una vez más, el menosprecio a los de casa. Un jugador con una gran capacidad de crecimiento, de mejora, que se ha ido tres veces a ganarse un sitio, al Poblense, al Barakaldo y al Mirandés. Merece al fin la confianza de su club. Veremos si subsanan este segundo error.