Sergio Egea ha sido destituido como entrenador del Salamanca. Foto: Salamanca UDS.

Río revuelto

Opinión

Sergio Egea ha sido destituido como entrenador del Salamanca. Foto: Salamanca UDS.

Opinión

El Salamanca UDS ha hecho oficial la destitución de Sergio Egea como entrenador del primer equipo.

El club salmantino comunicó el pasado domingo el cese de Sergio Egea como técnico del primer equipo. El argentino llegó en julio a Salamanca para tomar las riendas del proyecto con el objetivo de pelear el ascenso a Segunda División. Egea venía avalado por su gran trabajo en el Real Oviedo temporadas atrás donde consiguió promocionar al club asturiano a la división de plata.

Y ahora, a finales de noviembre, cinco meses después, es despedido debido a lo malos resultados que ha cosechado un equipo que a lo largo de estas cinco jornadas disputadas en Segunda B, dio la sensación de ir a la deriva.

Sergio Egea fue despedido como entrenador del salamanca UDS

La derrota en Pontevedra por 2-0 este fin de semana aceleró la decisión de la propiedad, apoyada en las pobres cifras del equipo en este arranque de competición. Una sola victoria en los cinco partidos de liga que ha disputado el cuadro salmantino hasta la fecha, y cuatro derrotas en los demás, lo que hace un bagaje de tan solo tres puntos de quince posibles. El equipo se encontraba en caída libre y ya era el penúltimo en la clasificación del subgrupo A.

Además, cabe destacar que el Salamanca apenas jugó una eliminatoria en la Copa Federación. El cuadro charro no fue capaz de avanzar más rondas ya que cayó eliminado en el mes de octubre a manos de Las Rozas. El Salamanca fue goleado por 3-1, aunque es cierto que terminó el partido con ocho jugadores.

salamanca
El equipo acumula tres derrotas seguidas. Foto: Salamanca UDS.

Nunca se sabrá si la culpa la tenía solo el entrenador. No deja de ser fútbol ficción suponer qué hubiese pasado si el argentino hubiera seguido en el club: habría sido capaz de poner un remedio y enderezar la situación; o por el contrario hubiera ido a peor.

El Salamanca había conseguido solo tres puntos de quince posibles

Lo que queda claro es que el club es una máquina de devorar entrenadores: van más de diez técnicos en las últimas cuatro temporadas. Con estos precedentes, queda claro que no es fácil sentarse en el banquillo en el Helmántico.

El único que dio la sensación de haber aguantado el tipo en el club fue Antonio Calderón. Los demás entrenadores no han sabido lidiar con la desmedida ambición de los objetivos ni con la elevada presión de la propiedad.