Igor Oca, en su presentación con el club. Foto: Sestao River Club

Mala temporada para ser entrenador

Opinión

Igor Oca, en su presentación con el club. Foto: Sestao River Club

Opinión

Vale, quizás no he empezado muy bien el articulo. Desde hace varios años que la labor del entrenador no es sencilla, no solo por las complicaciones propias del cargo, si no por la constante amenaza de un despido inminente si los resultados no acompañan. Si a la pelotita no le da por entrar en la portería contraria, con perdón, estás jodido. Eso no es exclusivo de esta temporada. selección de fútbol de euskadi.

los primeros en sufrir los malos resultados

Y estás jodido porque muchas veces no depende de ti. Tú has podido escger los onces más óptimos, preparar los partidos de la mejor manera que, si tienes un calendario más o menos adverso, o al portero rival le da por convertirse en héroe, o tienen un delantero que mete todo lo que toca, el que está en entredicho eres tú. Siempre es más fácil despedir al entrenador que a varios jugadores, al director deportivo o dimitir como responsable del proyecto. O irresponsable más bien. Que se lo digan en Vallecas con Presa.

En esta temporada tan atípica, varios entrenadores del Grupo IV han podido comprobar, en sus carnes, lo duro que es la profesión. Algunos, por desgracia, ya saben lo que es tenerse que marchar de un club antes de tiempo, mientras que otros, en cambio, han sufrido por primera vez la amarga vivencia de ser cesados de su cargo. Lo que comparten unos y otros es la sensación de que podrían haber revertido la situación de sus respectivos equipos. Nunca lo sabremos, o al menos no con esos equipos y en esta temporada.

Ibon Lopez y Andoni Duarte han sido losultimos en ser despedidos. Foto: Aurrera KE.

cinco destituiidos hasta la fecha

Desde que arrancara la temporada, hasta cinco entrenadores han perdido su cargo en el Grupo IV de la Tercera División. Algo más de uno cada dos jornadas. Lagun Onak FT, que fue el primero, JD Somorrostro, Sestao River Club, Balmaseda FC y Aurrera KE, el ultimo, han tenido que tomar esta drástica decisión para encauzar su situación. Ya sea para mantenerse en la categoría, o para no apearse del tren de los equipos que luchan por el ascenso.

El paso de las jornadas y el fin de la temporada dirá si las decisiones tomadas son las acertadas. Cada vez es menos raro ver que varios entrenadores llevan las riendas de un club durante una temporada, por lo que, amigo entrenador, por muy bien que te vaya, no te confíes, no vaya a ser que la buena racha se trunque y el siguiente puedas ser tú.