Koeman dirigiendo un entrenamiento del FC Barcelona. Foto: FC Barcelona.

Los señalados de Koeman

Opinión

Koeman dirigiendo un entrenamiento del FC Barcelona. Foto: FC Barcelona.

Opinión

Pues parece que Koeman ha decidido. Griezmann volvió a la suplencia y el holandés no parece tener ningún tipo de remordimientos por ello. La verdad es que el francés no está en su mejor momento, no encuentra su sitio ni tiene suerte de cara a gol. Lo que tampoco le podemos achacarle a Antoine es la falta de trabajo porque es de los que se deja la vida y se sacrifica por los compañeros, pero sigue sin encontrar su sitio. ¿De que se le acusa a Griezmann?:

No encuentra su sitio. No tiene una posición definida en el dibujo táctico de Koeman. Su posición natural es la de media punta con libertad, es decir, la posición de Leo Messi, con lo cual es este punto se acabó el debate. Uno no puede jugar en la posición del mejor jugador del equipo.

“En Can Barça Antoine Griezmann es un actor secundario con riesgo de convertirse en un mero actor de reparto”

Sin Messi debe tirar del carro. La calidad del francés está fuera de toda duda. Es un gran delantero, que tiene gol, trabajo, se sacrifica, bueno a balón parado, no va mal de cabeza, es decir, delantero completo donde los haya. Y como tal debe mostrar más jerarquía en el campo. Aparece a cuentagotas, participa poco en el juego del equipo y los días en los que no ha estado Messi en el terreno de juego, el francés no ha aparecido. El día que se pagaron cerca de 130 millones de euros por el, se suponía que era para ser indiscutiblemente el segundo mejor del equipo tras Messi. Y nada más lejos de la realidad, en Can Barça Antoine Griezmann es un actor secundario con riesgo de convertirse en un mero actor de reparto.

Las excusas de siempre. Lo que ya no valen son las excusas que venimos escuchando en la última temporada y media para, supuestamente justificar su bajo rendimiento. Primero fue que necesitaba un tiempo de adaptación, después fue que no tenía buena relación con Messi y jugaba cohibido, después era que no le pasaban el balón y que tanto Messi como Suárez buscaban antes a Ansu que no a él, después era el sistema que no se adaptaba a su forma de jugar, después era que Koeman le tiene manía, después será que el césped no es de Burdeos y no le agarra bien a la bota, y después será que los defensas rivales no se apartan para que sus disparos acaben en gol. ¡Basta ya! A jugar y a rendir como se espera de alguien de su calidad.

Antoine Griezmann en su anuncio como fichaje del FC Barcelona. Foto: FC Barcelona.

Koeman no se casa con nadie. El holandés tiene defectos, pero nadie puede poner en duda que cree en la meritocracia. El que rinde con Koeman acaba siendo importante en el equipo, y sino que le pregunten a Pedri. El holandés ha dicho en más de una ocasión públicamente (antes lo hace en privado) que Griezmann debe atreverse más, que debe tener más presencia y que tiene que marcar más goles. Y visto que no hay respuesta del francés en el césped Koeman opta por el camino del centro, sentar al francés y poner por delante suyo a un delantero que el año pasado fue el 9 del Leganés, con todos los respetos del mundo.

Pedri. Caso opuesto al de Griezmann. Jugador que vino medio regalado, que llegó en verano y gustó pero se le dejó libertad para decidir si quería buscar una cesión o quedarse en busca de minutos en el Barça. Fue valiente y convenció a Koeman. Junto con Ter Stegen y Messi, Pedri es uno de los pilares de este Barcelona. Deberíamos de destacar el mérito de alguien como Ramón Planes en la operación Pedri. Director Deportivo que insistió en la contratación del canario pese a algunas opiniones contrarias dentro del club, suponemos que sería (esa opinión) el mismo que no vio claro lo de fichar a Marco Asensio cuando estaba todo cerrado con el jugador. Ramón Planes se puso “pesado” y consiguió fichar a una de las mayores promesas del fútbol español a un precio de risa. Si aún hoy se recuerda la importancia de Minguella con Messi o Zubizarreta con Marc André Ter Stegen, hagamos lo mismo con Ramon Planes cuando hablemos de cómo llegó Pedri a Can Barça.

“La campaña electoral del Barça es bastante aburrida. Salvo los chispazos de Laporta con sus lonas y demás, tiene poco picante”

Menos demagogia con Luis Suárez. Que Suárez es un “killer” espectacular lo sabíamos todos, que su ciclo había finalizado en Barcelona también. El Luis Suarez del Barcelona hoy es Ansu Fati, pero la lesión del canterano provoca que veamos a Braithwaite de titular y nos chirría. El uruguayo llevaba dos temporadas muy malas, y debía de salir. Para lo que le requieren en el Metropolitano, Suárez es el mejor estando “gordito”, lesionado o fuera de forma. Es un goleador descomunal.

PD: La campaña electoral del Barça es bastante aburrida. Salvo los chispazos de Laporta con sus lonas y demás, tiene poco picante. Las promesas de fichajes se intentan pero no cuelan. Parece que dos son los favoritos, Laporta y Font y también parece, que salvo error garrafal de Joan Laporta, este volverá a ganar. Una vez gane veremos como se lo monta para sacar al club de esta crisis deportiva, económica y social. Será largo y duro. ¡Al loro!