Messi y Griezmann sonrientes en su último partido. Foto: FC Barcelona.

El Barça sonríe y el madridismo (como siempre) llora

Opinión

Messi y Griezmann sonrientes en su último partido. Foto: FC Barcelona.

Opinión

Ha costado, pero el Barcelona parece que despega. Tras un inicio de temporada aterrador, con muchas dudas, con muchos problemas y con muchas urgencias, el equipo de Koeman parece que empieza a marchar. El cambio de dibujo seguramente ayuda, y aunque el holandés era muy reacio a eso de renunciar al doble pivote, ha dado su brazo a torcer y ha poblado (por fin) el centro del campo. Con tres en esa zona el equipo sufre menos y es mucho más dominador de los partidos. En fin, que los que han enterrado (yo el primero) al equipo, aún estamos a tiempo de rectificar (yo sigo pensando que no les dará para ganar nada). Vamos a desgranar las claves de esta “mejora” de juego y de resultados:

“Koeman ha recuperado a Messi para la causa y ha apostado por Pedri. Koeman está siendo el arquitecto que muchos esperábamos: Serio, justo y directo”

Messi & Pedri SL: el argentino vuelve a sonreír y se le ve más implicado que nunca. La pareja que forma con Pedri es maravillosa. Se entienden sin apenas mirarse. Juegan el mismo fútbol y hoy sin duda, ellos son la gran esperanza barcelonista. Pedri no será Iniesta ni en mil vidas, pero que estamos ante el mayor talento de la liga de fútbol es obvio. Koeman ha recuperado a Messi para la causa y ha apostado por Pedri desde el primer día. Así que, Koeman está siendo el arquitecto que muchos esperábamos. Serio, justo y directo.

Pedri en un entrenamiento del equipo esta temporada. Foto: FC Barcelona.

Poblando la media. Fundamental. Históricamente ha sido así. El Barcelona es un club, que cuando mejor ha jugado ha sido con mucho directores de orquesta. El doble pivote para días señalados, pero la identidad de este equipo siempre está focalizada en los que ocupan la parcela central. Desde que Koeman apuesta por De Jong, Busquets y Pedri por ejemplo, el equipo domina, tiene la posesion y defiende mejor (no mucho, pero si un poco mejor). No olvidemos que su equipo está remontando el vuelo sin Ansu Fati y sin Piqué. Tiene mérito.

DemPelé. Está siendo de lo mejor. Sin lesiones, sin despistes y sin faltas de concentración es un jugador diferencial. Sigue sin justificar los 150 millones que pagaron por el (pero eso es culpa de quien lo pagó, no del jugador), pero la forma de jugar del Barcelona hacen que la presencia del francés sea vital. Desborda, tiene regate y velocidad. Al margen de sus lagunas defensivas es una “bala” fundamental para atacar las defensas rivales. Yo sigo pensando que lo mejor sería venderle y buscar un jugador más fiable, pero mientras siga en Barcelona hay que utilizarlo y convencerle de que es un jugador importante. Está siendo clave en la mejora del juego.

“que cambien la normativa para los partidos del Real Madrid, y que se no jueguen si no se alcanzan los 18 grados centígrados”

PD: se abre oficialmente la llorería madridista en la temporada invierno de 2021 tras el empate de Pamplona. Ahora nos quieren vender que no se debía viajar, que no se debía jugar el partido y que además el arbitraje les perjudicó. Lamentable. Todos sabemos que si el Madrid gana el partido, nadie abre este debate absurdo. El partido se pudo jugar y se jugó, punto. Y si no que cambien la normativa para los partidos del Real Madrid, y que se no jueguen si no se alcanzan los 18 grados centígrados, nos sea que los guerreros blancos se nos constipen. Por cierto, en verano hace calor y en invierno frío, que quizás alguno no lo sabía o le ha pillado por sorpresa. El Madrid juega un pimiento y no mereció más que el empate, tal y como reconoció Kross, no así su entrenador que se sumó a los lloros preventivos ante posibles partidos en este frío invierno.