Julen Lopetegui en un partido con el Sevilla. / Foto: Sevilla FC.

Renovación acertada. Lopetegui 2024

Opinión

Julen Lopetegui en un partido con el Sevilla. / Foto: Sevilla FC.

Opinión

Hay muchos entrenadores de fútbol buenos, estoy convencidos de ello. Técnicos suficientemente preparados, con amplios conocimientos sobre táctica, sobre condición física, sobre gestión de grupo y que seguro dominan muchos aspectos de este apasionante deporte. Sin embargo creo que no hay muchos preparados para la élite. Y he aquí que el Sevilla ha encontrado a uno de ellos, Julen Lopetegui. Por eso creo que hace bien el club en ampliarle el contrato y darle aún más estabilidad al banquillo de Nervión.

Su llegada fue muy controvertida. Entre los aficionados del Sevilla su contratación provocaba rechazo de manera mayoritaria por su reciente pasado vinculado al Real Madrid y su controvertida salida de la Selección Española. Sin embargo el Presidente Pepe Castro y sobre todo el hombre que puso encima de la mesa su nombre, el Director Deportivo Monchi, no dudaron ni un sólo instante en entender que el técnico nacido en Asteasu (Guipúzcoa) cumplía con todos los requisitos para dirigir una entidad instalada permanentemente en un bendito inconformismo y en una autoexigencia máxima.

Hay muchos entrenadores buenos, pero no hay muchos preparados para la élite. El Sevilla ha encontrado a uno de ellos

¿Y cuales son esas características que reúne Julen Lopetegui y que le convierten en un entrenador que se adapta perfectamente al Sevilla? La primera y fundamental es que está preparado para soportar la presión que supone dirigir a un club que no se pone techo. Lidiar las semanas en las que el equipo viene de no ganar o simplemente de ganar y no jugar bien, asumiendo con naturalidad las críticas desde fuera, es una virtud clave que posee el técnico vasco. Hasta el momento ha demostrado no ponerse nervioso en este tipo de situaciones. En segundo lugar, es un trabajador incansable en el campo de entrenamiento. Tiene capacidad para dedicar muchas horas a la mejora individual y colectiva del grupo. Con Lopetegui, los jugadores mejoran sus prestaciones. Bajo su tutela, futbolistas como Koundé, Diego Carlos, En Nesiry, Bono… han crecido. Componiendo alineaciones y gestionando al grupo suele ser justo, y eso el profesional lo percibe. Y en tercer lugar, ha conectado bien con los que dirigen el club, y ha entendido con el paso del tiempo la idiosincrasia de una afición que forma parte del modelo de éxito de este club, una afición con la que comparte algo fundamental, su inconformismo, ambos siempre quiere más.