Víctor Cea en su presentación como entrenador del CF Talavera. CF Talavera

La irregularidad del CF Talavera

Opinión

Víctor Cea en su presentación como entrenador del CF Talavera. CF Talavera

Opinión

El CF Talavera tiene ante sí el proyecto social, económico y deportivo más interesante de su historia. No puede, ni tampoco debe, dejar pasar esta maravillosa oportunidad que ahora brinda la nueva propiedad y que entre otros encabeza el ex árbitro de fútbol César Muñiz Fernández.

No puede el equipo de Talavera de la Reina caer en errores pasados ni por supuesto en errores de otros equipos con mayor enjundia. Todos los aficionados al fútbol hemos visto proyectos cuasi faraónicos caer como azucarillos después. No puede el equipo, ni el Club permitirse caer en los errores que por otro lado son habituales en el fútbol.

Por eso, mesura. Y con más razón, insistencia en lo que se viene trabajando desde el pasado verano con Víctor Cea a la cabeza. Es cierto que el equipo está llamado a sustentarse en la zona alta de la clasificación, pero también es cierto que el trabajo siempre da sus frutos. Constancia, equilibrio y ante todo mesura a los aficionados.

Digo esto porque es habitual que en cada derrota del CF Talavera algunos enfadados hinchas ofrezcan sus siempre acertadas visiones del equipo. Y el otro día, ante otra derrota, volví a comprobar que los nervios comienzan a aflorar toda vez que ya se ha iniciado la segunda vuelta. Tranquilidad, el Club está en buenas manos y la plantilla la dirige un técnico con amplia experiencia y con todos esos elementos que anteriormente citaba.

El CF Talavera necesita superarse a sí mismo y confiar -más- en su trabajo. Me consta que lo hacen y me consta que lo único que buscan es seguir escalando posiciones. Aunque esto último no sea fácil, puesto que enfrente siempre habrá un rival al que combatir. Los talaveranos se merecen aprovechar esta maravillosa oportunidad que por fin ‘ha caído’ en la ciudad, con propietarios que ofrecen y ofrecerán estabilidad a todos los niveles y con un vestuario comprometido hasta la saciedad.

Lo dicho, tranquilidad y los buenos resultados llegarán a sabiendas del excelente grupo humano formado por la familia del CF Talavera que ahora más que nunca debe arroparse.