Foto: @cdtudelano

En Tudela se hablará con acento argentino

Opinión

Foto: @cdtudelano

Opinión

Sin finalizar el plazo para la conversión total a SAD el CD Tudelano, representante del fútbol navarro, ha cubierto el 100% de la venta de las acciones y cierra de esta manera el proceso abierto desde octubre de 2019 y que la crisis provocada por la pandemia ha retrasado.

Un grupo inversor argentino ha cumplimentado el resto de las acciones que faltaban para cubrir el cupo y será dueño del club al 97,2%. De las 8500 acciones sacadas a la venta a 100 euros cada una, los socios tan solo compraron 342. El resto han sido adquiridas por un grupo inversor argentino.

El CD Tudelano celebrando un gol. Foto: CD Tudelano

Desde la entidad se encuentran satisfechos, puesto que en su día el presidente Jesús Miranda consideró que era la única solución para que el club siguiese existiendo. Con el ascenso a Primera RFEF el proceso se ha podido completar y el Tudelano, una vez que el Consejo Superior de Deportes garantice el final del proceso será una Sociedad Anónima Deportiva.

¿mantendrá su esencia el club ribero?

Una de las dudas principales que asaltan ahora es si el conjunto ribero mantendrá la esencia que le ha caracterizado hasta ahora o se dejará llevar por las nuevas directrices de la procedencia de la nueva dirección.

Tal y como confirmó Jesús Miranda en Carrusel Navarra a Javier Laquidain y a Uxue Martínez de Zúñiga será Guille Pereyra, ex jugador del Mallorca, quien estará al frente del nuevo proyecto. Un asesor deportivo y director técnico lo que podrá conllevar a traer jugadores aunque desde el club ribero apuestan que también se contará con el fútbol base y con el fútbol de la ciudad.

Para ello será clave la transición y aunque en Tudela comience a hablar con acento argentino no deberá perder su esencia. El fútbol ribero ha conseguido un lugar en la nueva élite con dos jugadores con más de 400 partidos en el mismo club y con una base de jugadores navarros, algo que no deberá perder y ahí estará la clave para que si el día de mañana se pierde la categoría o los inversores pierdan interés el club ribero no lo sufra.