Luis Enrique en el partido ante Croacia. Foto: RFEF

Luis Enrique, atacado por culé

Opinión

Luis Enrique en el partido ante Croacia. Foto: RFEF

Opinión

Día grande para los que siguen y aman a la selección. Ayer vimos ante Croacia un auténtico partidazo, en el que hubo de todo, errores (Unai Simón), aciertos (Morata), talento (Pedri), veteranía y experiencia (Azpilicueta) y liderazgo ( Don Luis Enrique Martínez).

“Negar que es un gran entrenador, es como negar que Vinicius falla más que una escopeta de feria… la pose chulesca de Luis Enrique en sala de prensa no le beneficia”

El técnico asturiano es un entrenador top, poco reconocido por su etiqueta de culé, pero uno de los mejores entrenadores del mundo. Con experiencia contrastada y con un palmarés envidiable para una persona joven y que no lleva muchos años entrenando en la élite. Negar que es un gran entrenador, es como negar que Vinicius falla más que una escopeta de feria. Sigo pensando que la pose chulesca de Luis Enrique en sala de prensa no le beneficia. No le ayuda, porque eso provoca mucho ruido mediático y no permite que podamos analizar y disfrutar del brillante trabajo del asturiano en el banquillo de la selección.

Sentenciado por el madridismo. Los hasta ayer, seguidores de Francia y Portugal (ya en sus respectivas casas)  le pusieron la cruz el mismo día en el que Lucho dio la lista de convocados. No meter a Sergio Ramos ni a ningún otro jugador del Real Madrid en la lista, fue la puntilla para que estallara gran parte del neo madridismo liberal ilustrado. Desde ese día pasó a ser un proscrito y un entrenador mediocre. A Luis Enrique se la bufa, no entró al trapo y siguió con su trabajo. Diez goles en dos partidos, una lista de 24 “enchufada” donde todos se sienten protagonistas y poniéndoles “dientes” a todos aquellos que se tiraron dos semanas dando la matraca con lista y con las ausencias de Ramos, Canales, Aspas y Jesus Navas. Sin ellos en la lista íbamos directos (decían ellos) al mayor ridículo de la selección en las eurocopas, pero no, al final se equivocaron (como casi siempre) y ahora les toca recular y silbar, esperando un despiste para poder subirse al barco de Luis Enrique Martinez. Ni de coña, no subirán.

Pedri, jugador de la Selección
Pedri es la gran apuesta de Luis Enrique en la Selección. Foto: RFEF

PD: Pedri es el mayor talento del fútbol español y hay que cuidarlo. Y cuidarlo significa también hacerle un contrato acorde a lo que es, y sobre todo a lo que será en el futuro. Se entiende que Laporta tiene a día de hoy otras prioridades, pero no debería descuidar este tema. Su año en el Barcelona y en la Eurocopa es para quitarse el sombrero. No olvidemos que hace un año este chico de 18 años estaba jugando con Las Palmas en segunda división. El mérito es de Ramón Planes por ficharlo y de Koeman por apostar ciegamente por él. Espectacular.