Paul Gascoigne, exjugador de fútbol, antes y después.

De deportistas millonarios a arruinados

Paul Gascoigne, exjugador de fútbol, antes y después.

Cuando estás en la cresta de la ola puede que no te pares a pensar que algún día tus ingresos caerán y no siempre podrás mantener tan alto nivel de vida. Algunos atletas se centran en desarrollar su carrera deportiva y en vivir el momento sin pensar en el día de su retirada. Esto es algo que ocurre a más deportistas de los que piensas. De millonarios a arruinados. ¿Cuáles son los principales deportistas que han acabado en bancarrota?

La lista de deportistas que pasaron de tenerlo todo a muy poco o nada es larga. Las causas no son otras que haber despilfarrado el dinero o realizar malas inversiones. Otra de las causas más comunes son los problemas con las adicciones, ya sean drogas o juegos. Además, no se trata de un deporte en concreto. En la lista encontramos exjugadores de fútbol, de la NBA, atletas o boxeadores.

Top 10 deportistas arruinados

Paul Gascoigne

Ha sido uno de los futbolistas ingleses con más calidad. Pero su adicción al alcohol le llevó a la bancarrota. De hecho se la ha visto mendigar por las calles en más de una ocasión. Perdió su casa y se declaró indigente tras gastar mucho dinero en un centro de desintoxicación.

Boris Becker

El ex número 1 del mundo de tenis, con ingresos superiores a los 100 millones de euros, se declaró en bancarrota en 2017, por una deuda de 3,5 millones de euros con el banco Arbuthnot Latham. El alemán subastó objetos relacionados con su carrera como tenista para pagar sus deudas.

Mike Tyson

Uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, con ingresos superiores a los 400 millones de dólares en su carrera, se declaró en bancarrota en 2003. Su fortuna se dilapidó por adicciones, abogados, malas inversiones y elevado estilo de vida. Sin embargo, luego se recuperó gracias a la marihuana.

Iván Zamorano

Delantero de Real Madrid y de la Selección de Chile, además, licenciado en Odontología. Pero nada le valió cuando unas malas inversiones le arruinaron. Asimismo, tuvo tres demandas de casi 3 millones de euros. Tuvo que vender su casa y algunas de sus otras propiedades.

Dennis Rodman

El ‘chico malo’ de la NBA. Fue un auténtico ídolo de masas tanto por su faceta como jugador de baloncesto como por su vida extradeportiva. Su estilo de vida, con varias adicciones y fiestas continuas, le llevaron a la ruina. Más aún cuando se querelló con su exmujer.

rodman jordan
Rodman y Jordan, contraste de fracaso y éxito tras la retirada. / Foto: Twitter.

Marion Jones

Este es un caso de atleta arruinada. La múltiple medallista olímpica tuvo que devolver las medallas ganadas en Sidney 2000 por dopaje. Además, perdió todo su dinero y tuvo que vender la casa de su madre para pagar deudas.

Scottie Pippen

El escudero de Michael Jordan en los Chicago Bulls invirtió más de 20 millones de dólares en proyectos de un asesor financiero que acabó siendo condenado a tres años de prisión por fraude tras engañar al exjugador de baloncesto.

George Best

Considerado uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol inglés, Balón de Oro de 1968, reconoció tener problemas con el alcohol y las drogas. Además, pasó tres meses en la cárcel por conducir ebrio. Pronunció la famosa frase: “He gastado mucho dinero en mujeres, alcohol y automóviles. El resto lo he desperdiciado”.

Garrincha

Considerado uno de los mejores futbolistas brasileños de la historia, murió con solo 49 años sumido en una profunda depresión y en la más cruda pobreza. No supo administrar bien su dinero, teniendo en cuenta que por aquella época tampoco se ganaba el dineral de ahora.

Adam Johnson

Este es otro de los casos más extremos. El exjugador de Middlesbrough, Manchester City y Sunderland terminó su carrera en marzo de 2015 tras ser arrestado por mantener relaciones sexuales con una menor de 15 años en los servicios de un campo de fútbol. Fue sentenciado a seis años de prisión. Pasó de ser una de las mayores promesas del fútbol inglés a terminar sin nada en la cárcel.

“De ser una de las mayores promesas del fútbol inglés a terminar en la cárcel sin nada”

Las estadísticas dicen que tres de cada cinco jugadores de la Premier League se arruinan cinco años después de colgar las botas de acuerdo con el estudio realizado por Xpro en el año 2013. Eso sí, el análisis se elaboró teniendo en cuenta una media de ingresos de 35.000 euros semanales, que no es poco. El ejemplo más ilustre es Paul Gascoigne. Según un estudio de Sports Ilustrated revela un escenario similar a la Premier League en la NBA (60%) e incluso superior en la NFL, donde la bancarrota les llega a un 78% de los jugadores de fútbol americano. ¿Recordáis el caso de OJ Simpson?

Y es que la vida laboral de un deportista es corta, suele ir desde los 16 a los 34 años. El pico de ingresos se centra en un periodo de tiempo corto y es necesario estar bien asesorado para seguir creando ingresos una vez llegue la retirada. A esto le añadimos la inexperiencia, ser rico de repente tan joven no es fácil y hay que tener la cabeza bien amueblada para pensar en el futuro.

En el otro extremo encontramos a empresarios exitosos como Michael Jordan, David Beckham, Cristiano Ronaldo o Piqué

Por tanto, es importante que los deportistas se formen y tengan estudios. En el mundo del fútbol cada vez son más los futbolistas o exfutbolistas con carrera universitaria. Claros ejemplo de deportistas exitosos fuera de los terrenos de juego son los Michael Jordan (con una fortuna de 2.000 millones de euros), David Beckham, Cristiano Ronaldo o Gerard Piqué. Los cuatro atesoran grandes negocios y también triunfan en otras profesiones. Es muy importante estar bien asesorado. Magic Johnson, exestrella de la NBA, dijo en su día: “Los que contratan a personas no por su experiencia sino porque son amigos fracasarán“.