Darío Silva en una imagen reciente. / Foto: Cuatro.

Darío Silva: entre goles, accidentes y pizzas

Darío Silva en una imagen reciente. / Foto: Cuatro.

Empezamos la sección de Qué fue de… para toda España con uno futbolista que jugó en tres clubes de Primera División. Fue uno de los mejores delanteros de principios del 2000 y vistió la camiseta de Espanyol, Málaga y Sevilla. Un delantero top que no dejaba a nadie indiferente. Extravagante y díscolo, Darío Silva es nuestro protagonista.

Darío Debray Silva Pereira (Treinta y Tres -Uruguay- 2-11-1972). El uruguayo es uno de esos jugadores que dejan huella allá donde van. Un exfutbolista con una vida digna de novela. Empezó a despuntar en el fútbol en su país y dio el salto a Europa de la mano del Cagliari italiano. Era un delantero con mucha furia, garra y también gol. De Cerdeña fichó por el Espanyol en 1998, pero no tuvo suerte y pasó sin pena ni gloria. Fue entonces cuando el Málaga decidió incorporarlo a su equipo.

En el conjunto blanquiazul vivió su mejor época. Jugó cuatro temporadas a un gran nivel bajo el mandado de Joaquín Peiró. Cuentan desde Málaga que el entrenador lo trató como si fuera su propio hijo, dándole disciplina y mirando hacia otro lugar cuando Darío hizo de las suyas fuera del campo.

Jugó cuatro temporadas a gran nivel en el Málaga formando dupla delantera con Dely Valdés

Su físico era parecido al de Catanha, quien por aquel entonces también jugó en el Málaga. Fue precisamente Darío Silva quien sustituyó al hispano-brasileño, que fue traspasado al Celta por 13 millones de euros y tras ser el pichichi del equipo andaluz. Lo primero que hizo Darío Silva fue teñirse el pelo de amarillo para evitar comparaciones. Junto con el panameño Dely Valdés formaría una dupla que siempre será recordada en La Rosaleda.

Los lunes al sol

En Málaga se acuerdan de que Darío solía faltar a los entrenamientos del lunes después de un fin de semana intenso. Molestias musculares. Ese era el parte oficial del club cuando el uruguayo no podía entrenar. Según la prensa malagueña, el festival de los domingos después del partido no lo perdonaba.

Darío marcó el gol más rápido de la historia de la liga

Las malas lenguas, o simplemente los que le conocen, aseguran que le gustaba mucho la fiesta y que fumaba y bebía con bastante asiduidad. Pero en el campo era el mejor. Entre sus gestas está tardar solo ocho segundos en marcarle al Valladolid, lo que fue el gol más rápido de la historia de la Liga. Un récord que superó Joseba Llorente (Valladolid) en 2008 contra el Espanyol. Pero en el caso de Silva tiene más mérito, puesto que el saque inicial lo hizo el equipo rival.

La fiesta le sentaba bien

No es el único jugador que ha asegurado que salir de fiesta el día anterior al partido le iba bien. Algunos decían que si no salían luego no rendían en el campo. Pero lo cierto es que esto está al alcance de pocos. Muchos lo pueden decir, pero pocos lo cumplen. Este es el caso de Romario y también el de Darío Silva.

A parte de esto, sobre el terreno de juego era muy provocador. Que se lo digan a Guti. Los días anteriores al partido ante el Real Madrid, estuvo calentando el ambiente y llamó “nenaza” a Guti. Y lo hizo solo para picarle, como así reconoció.

Llega al Sevilla de Del Nido

Más tarde fichó por el Sevilla, donde coincidió con Sergio Ramos y Jesús Navas. Con ambos guarda una gran relación fruto de su amistad durante sus años en la capital hispalense. De ambos dijo que llegarían lejos al verlos jugar y parece que no erró.

El Sevilla pagó 3,5 millones de euros por sus servicios. El mismo día de su presentación como jugador sevillista dijo esto: “He venido al primer equipo de Andalucía”. Lógicamente no sentó nada bien en Málaga, ni tampoco en el Betis. 

“He venido al primer equipo de Andalucía”

Darío Silva jugó dos temporadas en el Sevilla y la prensa aseguraba que salía de copas con Del Nido. “Nos vamos de copas juntos, es mi mejor amigo en el equipo“, dijo en una entrevista que sorprendió a todo el mundo.

Llegó el accidente y el ocaso de su carrera

Fue internacional 46 veces con Uruguay, jugó un Mundial y metió 14 goles. Pero en el Sevilla ya no fue el de Málaga. En 2006 se marchó a jugar a la Premier League. En concreto al Portsmouth, donde no triunfó.

En 2006 un accidente de coche en Uruguay hizo que le amputaran parte de la pierna

Decidió volver a Uruguay porque su padre estaba enfermo y en una noche de fiesta llegó la tragedia. Un accidente de coche a los 34 años a punto estuvo de costarle la vida… al final le costó parte de una pierna. Sin embargo, era muy optimista y llegó a afirmar que se iba a preparar para participar en las Olimpiadas de Londres 2012 con el equipo de remo. Darío no se vino abajo y siguió dándole patadas al balón con una prótesis.

dario silva el chiringuito
Darío Silva repartiendo pizzas en Málaga. / Foto: El Chiringuito.

Agente de futbolistas, pizzero y ‘scout’

Darío Silva reside entre Málaga y Montevideo, capital de Uruguay. En la capital malagueña fue visto vendiendo pizzas en una pizzería. Así lo descubrió en un reportaje El Chiringuito. No obstante, ‘el negro’ afirmó después que no era suya, sino que estaba ayudando a un buen amigo. Asimismo, también ha ejercido como representante de futbolistas en la agencia de René Ramos, hermano de Sergio.

Darío Silva trabaja actualmente en el área de scouting del Cádiz CF

Darío Silva ha cumplido esta semana 48 años y trabaja como scouting en el Cádiz CF. “Esto me pasó a mí en Málaga, que cuando llegué fuimos campeones de la Intertoto, después en Sevilla y espero que a Cádiz también lleve suerte“, ha indicado en una entrevista para Marca.