Supercopa de España
»
»
»
»
»
»
»
»
Los penaltis apartan de la final de la Supercopa de España a un Valencia CF reforzado

Resultados

Resultados

Información ofrecida por Golsmedia BeSoccer

Te puede interesar

Ontiveros celebrando un gol al Albacete
El valencianista Lato pugna con el madridista Nacho por un balón // Foto: RFEF.

Los penaltis apartan de la final de la Supercopa de España a un Valencia CF reforzado

El valencianista Lato pugna con el madridista Nacho por un balón // Foto: RFEF.

Supercopa de España (semifinal).- Real Madrid, 1 (4); Valencia CF, 1 (3).

Los penaltis decidieron el primer finalista de la Supercopa de España. Courtois atajó el último lanzamiento valencianista, obra de Gayá, antes también erró Cömert. El Real Madrid jugará la final del domingo y el Valencia se queda fuera en semis, como hace tres años. Antes del momento decisivo Benzema avanzó a los madridistas de penalti, en el primer acto, y Samuel Lino empató, a los pocos segundos de la reanudación. Los che compitieron a un gran nivel, muy encima de la media de la presente temporada, incluso tuvieron chance de ganar durante el encuentro, en gran parte, gracias al espectacular partido de Mamardashvili, que salvó a los suyos durante 120 minutos, los penaltis fueron demasiado.

Cierto es que ninguno de los dos equipos había llegado fino al partido, y es que si los che habían caído derrotados en los dos encuentros de liga disputados tras el Mundial, ante Villarreal y Cádiz, algo que ha provocado que los de Gattuso se sitúen a solo cuatro puntos del descenso; los madridistas habían perdido en Vila-real y llegaban al torneo a tres puntos del liderato ostentado por el Barcelona.

El conjunto de la capital del Túria, que hoy lucía la equipación de la Senyera, formó con un 1-4-2-3-1, con Mamardashvili bajo palos; Thierry Correia en el lateral derecho, con Gayá en el izquierdo y Cenk y Cömert en el eje; Musah y Almeida formaron en el doble pivote, con Kluivert y Lato en bandas y Lino en la mediapunta, Cavani fue la única referencia ofensiva. En definitiva, cuatro novedades respecto al duelo del pasado viernes frente al Cádiz, con las entradas de Cenk, Almeida, Lato y Kluivert.

Por su parte, Ancelotti también decidió hacer cuatro permutas en relación al partido del sábado en La Cerámica, entraron Lucas Vázquez, Nacho, Camavinga y Rodrygo, y dejando a Modric en el banquillo. Los blancos salieron con un 1-4-3-3, con Courtois en la puerta; Lucas Vázquez, Militao, Rudiger y Nacho en defensa; Camavinga, Kroos y Fede Valverde en la media; y Rodrygo, Vinicius y Benezema en la delantera.

En los primeros minutos fue el Real Madrid quien gozó de un control más notorio sobre el encuentro, un dominio que tampoco le llevó a generar un peligro mayúsculo pero sí a proyectarse en ataque con destellos peligrosos, especialmente con un tiro de Rodrygo que, eso sí, se marchó excesivamente desviado. Cada vez se prodigó más en ataque el conjunto de Ancelotti, con un disparo de Benzema tras una gran acción individual, pero su tiro no encontró portería, mismo común denominador que obtuvo Fede Valverde en un trallazo desde la frontal del área que se fue fuera rozando la madera.

Pero el Valencia despertó antes de alcanzarse el ecuador del primer tiempo, un centro de Gayá desde la banda izquierda que remató a la con la testa Cavani, pero su testarazo lo sacó de forma providencia Courtois. Esta acción marcó un punto de inflexión, Lato también llegó con peligro pero cayó dentro del área, se pidió penalti y, sin tiempo para la pausa, Alemeida animó a chutar desde fuera del área y el meta belga rechazó a córner. Achuchaba el Valencia. El partido entró en una fase del duelo en el que los de Mestalla ganaron la partida al centro del campo rival ante un adversario casi desesperado por momentos.

Pudo romper esta dinámica Vinicius, en una jugada individual en la que desbordó a Correia y tiró desde una posición muy escorado, pero el brasileño estrelló el cuero en el lateral de la red. Los madrileños no estaban bien, presionaban pero no incomodaban la salida de balón che y tampoco exigían en exceso a Mamardashvili. Así fue hasta el minuto 38, cuando Cömert cometió penalti sobre Benzema, cundo el galo encaraba la portería tras un magistral envío en largo de Militao. Hernández Hernández no se lo pensó, penalti y cartulina amarilla para el zaguero. El propio Benzema cogió el balón y transformó la pena máxima para poner por delante a los suyos a seis minutos del tiempo de descanso. La última oportunidad del primer tiempo la protagonizó el Valencia, en un remate a bocajarro de Cavani, pero la acción se anuló por fuera de juego.

En el descanso Ancelotti metió a Modric por un errático y amonestado Camavinga. Y a los 25 segundos de la reanudación llegó el gol del empate, el gol del Valencia, el gol que incendiaba la primera semifinal de la Supercopa de España. Tras el saque inicial Lato colgó un balón pasado al segundo palo desde la banda derecha, un balón que Samuel Lino remató con la espinilla para poner el 1-1 en el electrónico. Tercera diana de Samuel Lino con la zamarra del Valencia. Todo volvía a comenzar en el Riad.

El gol hizo reaccionar a los blancos, que trataron de volver a recuperar la ventaja perdida en sendas acciones de Benzema y de Nacho, pero ninguna encontró el objetivo. El duelo estaba abierto, si el Madrid pisaba el área rival Lino se sacaba un disparo centrado que solo Militao pudo interceptar con el rostro. Los de Gattuso estaban completando uno de sus mejores encuentros de la temporada, y de largo el más notable tras el parón mundialista. El favoritismo merengue había quedado reducido y de qué manera con la puesta en escena che. No había dominador claro, lo que sí hubo fue lesionados, hasta tres futbolistas tuvieron que macharse con molestias durante el segundo tiempo, primero Lucas Vázquez y Militao en el Real Madrid, y después también Lino en el Valencia, por él entró Fran Pérez.

En los últimos minutos fueron los de Ancelotti quienes buscaron el gol con más ahínco, eso sí, se encontraron a un Valencia muy bien posicionado, achicando bien los espacios y muy bien posicionado. Solo Benzema, en un remate de cabeza, pudo cambiar el signo del duelo antes del tiempo de prolongación. En el descuento fue Vinicius quien encaró a Mamardashvili, pero el georgiano salvó a los valencianos de forma providencial. Igual que en el último minuto, cuando el cancerbero atajó un potente chut de Fede Valverde desde su casa. El encuentro se iba a la prórroga.

Y el tiempo extra comenzó con un paradón antológico de Mamardashvili a Vinicius, chutazo del brasileño ajustado al palo que sacó el meta georgiano. Minutos después Lato se tuvo que retirar lesionado, le relevó Ilaix Moriba, y a Musah por Foulquier. En la prórroga los minutos y los esfuerzos le pasaron factura a un Valencia que generó poco peligro en la primera mitad de la misma. Una de las ocasiones más claras la protagonizó Kroos, con un trallazo que volvió a sacar… adivinen, un inconmensurable Mamardashvili.

Tras el tiempo asueto de la prórroga fue Courtois quien sacó la mano a pasear para salvar a los blancos tras un gran remate de Fran Pérez, previa asistencia de Ilaix Moriba. Gran jugada che que no pudo culminar en gol el canterano valencianista. Lo que cuesta generar acciones ofensivas así ante equipos de la talla del Madrid y lo que frustra fallarlas. El encuentro parecía encaminado a la definirse en la tanda de penaltis, a cinco minutos de la conclusión se produjo la cuarta sustitución por lesión, se fue Almeida y entró Hugo Guillamón. Parecían más frescos los blancos, aunque apenas se acercaron con peligro, al menos en jugadas trenzadas, sí a balón parado, en una falta ejecutada por Asensio que paró Mamardashvili. Los de Gattuso evidenciaron en los últimos minutos que los penaltis les venían bien.

Pero la lotería de los penaltis sonrío a los blancos, que materializaron todos sus lanzamientos, Benzama, Modric, Kroos y Asensio, por ese orden. En cambio, Cavani metió el primero pero Cömert mandó el segundo a las nubes, Ilaix Moriba, con toda la presión, no falló pero Gayá, en el primer match ball vio como su lanzamiento lo atajaba Courtois.

El Real Madrid disputará la gran final de la Supercopa de España este próximo domingo (20.00 horas) ante el vencedor de la otra semifinal, que se celebrará este jueves (20.00 horas) entre el Barcelona y el Betis. Por su parte, el Valencia deberá centrarse en las otras dos competiciones nacional, puesto que durante este mes deberá afrontar dos partidos por semana si va superando eliminatorias en la Copa del Rey.

Ficha técnica:

Real Madrid: Courtois; Lucas Vázquez (Carvajal, min. 68), Militao (Mendy, min. 74), Rüdiger, Nacho; Camavinga (Modric, min. 46), Kroos, Valverde (Ceballos, min. 106); Rodrygo (Asensio, min. 84), Benzema y Vinicius.

Valencia CF: Mamardashvili; Thierry, Cenk, Cömert, Gayà; Musah (Foulquier, min. 95), Almeida (Guillamón, min, 115), Lino (Fran Pérez, min. 82), Lato (Ilaix Moriba, min. 95); Kluivert (Hugo Duro, min. 73) y Cavani.

Goles: 1-0. Min. 39: Benzema (p). 1-1. Min. 46: Lino.

Penaltis: 0-1. Cavani, gol. 1-1. Benzema, gol. 1-1. Cömert, fuera. 2-1. Modric, gol. 2-2. Ilaix Moriba, gol. 3-2. Kroos, gol. 3-3. Hugo Guillamón, gol. 4-3. Asensio, gol. 4-3. Gayá, paró Courtois.

Árbitro: Hernández Hernández (Colegio Canario). Amonestó a los jugadores del Real Madrid Camavinga (28’) y Nacho (109’); así como a los futbolistas del Valencia Kluivert (31’), Cömert (38’), Cavani (92’) y Almeida (99’).

Estadio: King Fahd International Stadium (Riad, Arabia Saydí). Entrada, 54.492 espectadores.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal de la Supercopa de España. Temperatura, 11ºC.