Inicio / Destacados / Sequía goleadora
Hidrosalud 2016 690×90
24229715994_215df07147_o

Sequía goleadora

Ante la recurrente noticia sobre la sequía goleadora del delantero Paco Alcácer del FC Barcelona, y observando que cada vez se trata más el tema, en el artículo de esta semana vamos a hablar sobre la ansiedad y el estrés que sufren los delanteros cuando se encuentran ante casos como el de Paco Alcácer.

Aunque Alcácer lo niegue, como ha hecho esta semana en redes sociales, lo cierto es que su sequía goleadora le está empezando a pasar factura en lo anímico. Un delantero, como siempre se ha dicho, vive del gol, puede estar todo el partido sin hacer nada que si marca un gol, habrá sido un buen partido, puede haber tenido muchas ocasiones claras y solo convertir una de ellas, pero el partido no será malo. Aunque si el caso es al revés, un delantero que lucha, defiende, ataca, se ofrece… pero no marca gol, no hay porque hablar mal de él, si solo ha sido un día, pero no se le destacará en los resúmenes. Lo cierto es que los delanteros viven del gol, su precio se paga por el número de goles que son capaces de convertir y eso en ellos, y en cualquier persona, es una tensión excesiva.

Todos los delanteros, ya sean los mejores del mundo o de un equipo de regional, pasan por buenas y malas rachas, que estás rachas sean más o menos cortas ya depende del nivel de fortaleza mental que tenga cada uno. Si bien es verdad que cuando se está en una buena racha es todo más fácil, con las malas rachas es totalmente lo contrario.

Las malas rachas conducen al jugador a dinámicas de juego negativas, esto hace que no pongan en práctica todo lo que saben o han entrenado, causándoles un estrés o ansiedad debido a que las cosas no les salen como ellos esperan. Este proceso estresante comienza con un leve nerviosismo porque el delantero no consigue marcar goles, ve que el equipo marca o que tiene ocasiones pero no consigue materializarlas. Todo esto hace que tu objetivo de principio de temporada o de semana (que normalmente es grupal) se vaya transformando en un objetivo individual, EL GOL. Si a todo esto le sumas las habituales frases de ánimo de entrenador y compañeros tales como “hoy marcas fijo” hace que el estado de ansiedad aumente. Aunque los compañeros no lo hacen con mala intención es aconsejable que no se enfatice más en el estado de sequía goleadora, ya que no ayuda en nada al delantero.

Este estado de ansiedad además de desconcentración en el juego, provocará cansancio mental y, como consecuencia, físico. Este agotamiento provocará, a su vez, tomar decisiones erróneas en el campo, disminuyendo el rendimiento del delantero globalmente. Lo que antes era tan sólo una sequía de dos o tres partidos, no asociada a realizar malos partidos, ahora se ha convertido en un mal estado de forma del jugador en cuestión. El mejor consejo que podemos dar es que no piensen sobre ello. Cuanto menos te obsesiones con el gol, más probable será que lo consigas.

Concéntrate en el partido, en lo que estás haciendo, en lo que ya has entrenado y, sobretodo, en ayudar lo máximo posible a tus compañeros. No olvides que eres MIEMBRO DE UN EQUIPO, y como tal, formas parte de un engranaje, donde cada una de las piezas es igual de importante que otra y que si, tan sólo, falla una pieza, el engranaje entero no funcionará.

La próxima semana hablaremos sobre consejos para los delanteros para superar estos estados de ánimo.

Sobre Vicent Parra

Vicent Parra
Psicólogo por la Universidad de Valencia. Actualmente cursando el Master de psicología deportiva y coaching en la Florida Universidad.

Mira también....

portada-sueca-roda

Resumen del encuentro entre Promeses Sueca y CD Roda

Jornada 14.- CD Castellón, 1; Hércules de Alicante CF, 2 (Liga Autonómica Cadete). Gran victoria …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *