El central sevillista fue titular el pasado domingo en el envite copero. Foto: Sevilla FC.

La nueva vida de Kike Salas

El central sevillista fue titular el pasado domingo en el envite copero. Foto: Sevilla FC.

La vida da muchísimas vueltas. La de Kike Salas, el canterano de moda en el Sevilla FC junto a José Ángel Carmona, es un claro ejemplo. De casta le viene al galgo, o eso deben pensar en su pueblo. Kike es sobrino de Víctor Salas, quien también debutó en el primer equipo hispalense antes de pasar por Almería, Poli Ejido, Castellón, Ponferradina o Teruel. Ahora es Kike quien quiere labrarse un porvenir en el fútbol y va por buen camino.

Kike Salas es la definición de deportista. Con 7 años se proclamó campeón de Andalucía de pádel, con 11 años entró en la cantera del Sevilla FC y con 14 años, cuando compaginaba ambos deportes, se proclamó campeón de España de pádel. Fue entonces cuando el moronero tuvo que decantarse por uno de los dos. Y vaya si acertó. El central sevillista ha pasado por todas las categorías de la cantera nervionense.

KIKE SALAS HA CONVENCIDO A JORGE SAMPAOLI Y SU CAMINO PARECE ENFOCADO AL PRIMER EQUIPO SEVILLISTA

Eso sí, la carrera de Kike Salas en la cantera nervionense no ha sido un camino de rosas. Siempre en un segundo plano, el central hispalense ha ido poco a poco derribando todas las puertas cerradas que se encontraba a su paso. Hace poco más de un año, sin ir más lejos, Paco Gallardo le descartó y le mandó al segundo filial sevillista, en Tercera Federación. La destitución de Gallardo y la llegada de Alejandro Acejo le abrió la puerta del filial. Sus buenas actuaciones le hicieron fijo y no pasaron desapercibidas para Julen Lopetegui.

Este año, la vida de Kike Salas ha dado un giro de 360º. Debut como titular en Liga ante el Espanyol, en Champions ante el Copenhague y en Copa ante el Velarde. Además, la llegada de Sampaoli no ha hecho más que confirmar su buena situación. El central ha aprovechado las oportunidades que le ha dado el técnico de Casilda e incluso ha adelantado por la derecha a José Ángel en la terna de centrales. Con el parón del Mundial, todo hace indicar que ambos volverán a echar un cable al filial, que no pasa por su mejor momento. La nueva vida de Kike Salas parece no tener techo.