Un árbitro dirigiendo un partido.

Un intento de apuñalamiento de un árbitro provoca la indignación en la Tercera balear

Un árbitro dirigiendo un partido.

Este martes se disputada aprovechando el festivo del 12 de octubre una nueva jornada en la Tercera RFEF balear. Entre los partidos destacados estaba el Collerense – Rotlet Molinar, en Ca Na Paulina. Y el encuentro ha sido noticia por un suceso lamentable que ha indignado a todo el fútbol de les Illes Balears. 

Al finalizar el encuentro un aficionado visitante intentó presuntamente apuñalar al árbitro del encuentro. El Diario de Mallorca ha informado que gracias a la rápida actuación de un miembro de la seguridad del campo, y a los reflejos del colegiado, se evitó una auténtica tragedia al finalizar este partido de fútbol. 

El presunto autor de intento de apuñalamiento está a disposición judicial y se ha decretado orden de alejamiento para él de cualquier campo de fútbol

Las últimas noticias sobre el individuo que acometió este intento de agresión es que fue detenido tras la persecución policial, y es que tras su acción esta persona se dio a la fuga. El agresor ya ha pasado a disposición judicial y se han decretado orden de alejamiento para él de cualquier campo de fútbol. 

Desde la dirección del equipo visitante en el encuentro, el UD Rotlet Molinar, han rechazado y condenado estos hechos: “queremos condenar enérgicamente lo que presuntamente sucedió en las gradas con un aficionado de nuestro equipo, tal y como la federación balear ha expresado en un comunicado, y dar el máximo apoyo al colectivo arbitral”. 

Entrenadores, jugadores, y desde las cuentas de otros clubes del fútbol balear han mostrado su condena a estos hechos, y se han solidarizado con el árbitro que tuvo que sufrir este hecho lamentable.

Comunicado Rotlet-Molinar:

comunicado rotlet - molinar

La Federación Balear de Fútbol ha expresado en este comunicado su condena a este suceso lamentable:

La FFIB ha tenido constancia a través de los medios de comunicación y de las redes sociales de unos presuntos incidentes acaecidos en el partido de 3ª entre el COLLERENSE y ROTLET MOLINAR en el día de ayer, donde un aficionado del equipo rival, habría amenazado con una navaja al colectivo arbitral y, posteriormente, habría sido detenido por la policía.  El presidente de la FFIB, Miquel Bestard, ha contactado con ambos clubs para conocer de primera mano la versión de los dos clubs que participaron en el encuentro. En primer lugar, la FFIB desea condenar públicamente los hechos y lamenta que, en el fútbol actual, todavía puedan darse todavía amenazas hacia el colectivo arbitral y rechaza cualquier tipo de violencia, física o verbal vinculada a nuestro deporte, algo que no se explica en una sociedad moderna y tolerante.

En segundo lugar, la FFIB, desde un punto de vista disciplinario, desea aclarar que no puede actuar contra una persona que no tenga licencia federativa.

Muchos de los campos, por no decir todos, donde ocurren este tipo de incidentes son de titularidad municipal y se hace imposible que la FFIB pueda tener una potestad discrecional de actuar adoptando cualquier tipo de medida cautelar sobre el sujeto en cuestión.

Como quiera que los incidentes tendrán su trascendencia a nivel judicial con la apertura del oportuno procedimiento penal por un presunto delito de amenazas, la FFIB, como ente, recabará toda la información al respecto y valora personarse en el procedimiento, ejerciendo la acusación popular y demandando medidas cautelares contra el responsable del suceso. Estos hechos descritos por los medios de comunicación y las redes sociales, deben erradicarse del fútbol y de nuestra sociedad.

Finalmente, la FFIB insta a la Comisión contra la Violencia en el Deporte de la Direcció General d’Esports, a tomar medidas para que este tipo de hechos no se repita.