Raquel, saludando con sus jugadoras. / Foto: Handol Mislata.

Fallece una jugadora y entrenadora del Handbol Mislata

Raquel, saludando con sus jugadoras. / Foto: Handol Mislata.

El balonmano valenciano y el deporte de la Comunitat Valenciana se tiñe de negro para despedir a Raquel Ponce Monleón. El Grupo USA Handbol Mislata informaba de la trágica noticia en sus redes sociales.

Raquel, entrenadora y jugadora del club, ha fallecido a la temprana edad de 43 años. Era portera del amateur y además el año pasado entrenó al equipo alevín del Handbol Mislata, club del que ha formado parte durante muchos años. Por tanto, era toda una institución en el club, una persona muy querida por todos. “Compañera, amiga, inteligente, trabajadora infatigable, competente, humilde, cercana, entregada… Raquel era una de las personas más maravillosas que hemos conocido. Desde pequeña siempre amó al balonmano, siempre dio todo por el balonmano, siempre fiel a su club. Raquel siempre estará en nuestros corazones, nuestro club siempre estará contigo… Tú nos guiarás a partir de ahora todas nuestras actuaciones, serás nuestro santo y seña, nuestra identidad, el espejo donde mirarnos para jugar y luchar… Te echaremos de menos pero nos guiarás por el camino de superación que tú siempre nos inculcaste”, ha escrito el club.

Raquel Ponce Monleón, que era portera y entrenadora en el Grupo USA Handbol Mislata, ha fallecido con solo 43 años

El presidente, José Antonio Rodríguez, asegura que “Raquel era una persona excepcional, me toca despedir a una amiga que nos ha dejado el corazón roto. A pesar de saber el desenlace hace tiempo siempre creímos en el milagro por lo injusto de la situación. Se han truncado planes en común, viajes, partidos y otras muchas cosas que teníamos previstas y que no dude nadie que cumpliremos con su maravillosa familia que queda desolada. Enrique, su fiel compañero y mejor persona, Nekal su hija dulce y trabajadora como nadie, Elías ese peque que espero que no pare nunca de hablar y contar sus historias, Lourdes su hermana y gran compañera que siempre estaba a su lado compartiendo sus triunfos y problemas como si fueran suyos y, como no, sus orgullosísimos padres Virgilio y Amparo. Un besazo para todos”.