La plantilla del Solares celebra la victoria en el interior del vestuario | SD Solares

El Solares vuelve a sonreír tres meses después

La plantilla del Solares celebra la victoria en el interior del vestuario | SD Solares

El cambio de fase para jugártela contra rivales que pelean por el mismo objetivo, permite a equipos que parecían estar desahuciados, resurgir y volver a creer en la permanencia. Siempre se dice que con victorias se trabaja mucho mejor, estés donde estés en la clasificación. El Solares lograba su último triunfo hace más de tres meses. Desde que el 9 de enero sacase los tres puntos en casa ante el Vimenor, los rojillos no sabían lo que era ganar un partido.

el último triunfo fue el 9 de enero ante el CF Vimenor 

Hasta este fin de semana. Recibían al FC Rinconeda de Polanco en La Estación. Un encuentro etiquetado en el pueblo solariego como una “final”. La mayor parte de sus opciones por quedarse un año más en Tercera División pasaban por llevarse la victoria. Lo consiguieron, pero no sin sufrir. Han sido varias las ocasiones en las que en los minutos finales se les han escapado puntos. Además, se quedaron en inferioridad numérica media hora por la expulsión del autor del primer gol.

Duelo aéreo en el partido entre la Gimnástica y el Solares | RS Gimnástica

2-1 al FC Rinconeda; siguiente parada: Baceñuela

Se adelantaron bien pronto en el marcador tras un golpeo en el interior del área de Nalda. Su dispuaro lo desvió un zaguero visitante para terminar en el fondo de la red. La réplica polanquina no se hizo esperar. Solo un cuarto de hora después, Ivanin remataba en el primer palo el cuero puesto desde el saque de esquina. La igualdad volvía al electrónico hasta el minuto 30. Javier Bada sacaba un fabuloso centro al corazón del área donde resurgió la cabeza del de siempre, de Parro. Su potente testarazo hacía imposible la estirada de Samu. Sexta diana en el casillero para el ariete cedido por el Laredo.

El Solares abandona el farolillo rojo quedándose a siete puntos de salir de las posiciones de descenso. Esta próxima jornada visitan Galizano. El duelo entre el cuadro rojillo y el Ribamontán al Mar CF está considerado casi como un derbi por la cercanía entre ambos pueblos. Ni 15 minutos en coche separan La Estación de Baceñuela. Un choque en el que saltarán chispas. Hay mucho más en juego que los tres puntos el próximo sábado a las 17:00h.