Anduva, estadio del CD Mirandés. Foto: CD Mirandés.

El CD Mirandés rememora "La magia de Anduva"

Anduva, estadio del CD Mirandés. Foto: CD Mirandés.

Hace un año, cuando la pandemia todavía no había trastocado nuestras vidas, el CD Mirandés vivió una noche histórica en la Copa del Rey. Después de eliminar a tres equipos de Primera División, se plantó en la semifinal de la competición del KO. Antes de la vuelta de las semifinales, el conjunto castellanoleonés puso en valor el factor Anduva. La afición que los había llevado en volandas hasta las semifinales se preparaba para una noche histórica en Anduva.

Los jugadores del CD Mirandés valoraron a su afición. Una afición que los había animado como nunca y, a su vez, como siempre, en una histórica Copa del Rey. El CD Mirandés traía de la ida de semifinales en Anoeta un resultado en contra de 2-1. Por lo tanto, un 1-0 en Anduva les valía para acceder a una final que hubiese sido el mayor hito de la historia de la entidad burgalesa. Algunos futbolistas aseguraron sentir “orgullo” cada vez que saltaban a Anduva.

Un penalti alejó al CD Mirandés de la final de Copa

Finalmente, pese al esfuerzo del CD Mirandés y el aliento incesante de su afición, no se pudo consumar el pase a la final. Un gol de penalti de Oyarzabal antes del descanso certifico la clasificación de la Real Sociedad. Sin embargo, la afición siguió alentando a los suyos. Por ello que los futbolistas del CD Mirandés valoren tanto a los suyos, porque es mucho lo que les aportan en cada partido.