Carlos Delgado (segundo por la derecha) durante un partido de la pasada temporada. Foto: La Bañeza.

C. Delgado: "No han pensado en las consecuencias de competir en estas circunstancias"

Carlos Delgado (segundo por la derecha) durante un partido de la pasada temporada. Foto: La Bañeza.

La Bañeza FC protagonizó una de las imágenes del fin de semana al comer en las escaleras del Helmántico.

Puesto que los bares y restaurantes de Castilla y León se encuentran cerrados, el equipo morado tuvo que comprar comida para llevar y comer en la calle antes de jugar ante el Santa Marta.

El entrenador de La Bañeza, Carlos Delgado, explica cómo vivieron el día del partido y valora la situación del equipo.

la Bañeza
La Bañeza perdió en su vista a Santa Marta. Foto: Andrea Rojo.

P.: Perdisteis 2-0 la jornada pasada en Santa Marta, ¿cómo fue el partido?

R.: Fue una derrota justa, el Santa Marta jugó con una marcha más que nosotros. Sí que es verdad que disputamos una primera parte aceptable pero en ningún momento nos llegamos a adaptar al terreno de juego. Para mí, ellos estuvieron mejor que nosotros y fueron los justos ganadores.

P.: ¿Cómo está tu equipo después de haber conseguido un punto en tres jornadas?

R.: Estamos trabajando para que no vuelvan los miedos del año pasado. El ambiente es bueno y optimista, todavía estamos empezando. Pese a que la liga es corta no queremos precipitarnos; ahora nos viene un buen rival y lo veo como una buena piedra de toque para cambiar la dinámica. Somos optimistas y pensamos que el Cristo puede ser ese punto de inflexión que nos haga crecer como equipo.

la Bañeza
Lance del encuentro entre La Bañeza y el At. Bembibre. Foto: Andrea Rojo.

P.: ¿Cómo ves la parte de abajo de la clasificación?

R.: Espero que el Júpiter suba. Tiene tres puntos pero ha demostrado ser un buen equipo, además se posicionan muy bien en el campo y Ramón sabe trabajar muy bien a los equipos. Ahora está todavía todo muy igualado en la parte baja y es pronto para decantarnos a ver quién puede estar o no. Estamos cogiendo el ritmo a esta competición diferente: muchos parones, la incertidumbre de saber si vamos a jugar o no cada semana…

P.: Al hilo del nuevo fútbol, el fin de semana pasado circuló por las redes una foto del equipo comiendo en la calle antes del partido, ¿cómo fue el día?

R.: Nos tuvimos que adaptar al horario del equipo de casa y barajamos varias opciones. Por un lado, comer de bocadillo no era viable porque no es la alimentación más adecuada para un deportista. Otra opción era comer en casa, pero había muchas horas entre la comida y la hora del partido. Al final, la mejor opción y por la que optamos fue coger comida para llevar en Salamanca. Al no tener un sitio donde comer porque están cerrados los restaurantes en Castilla y León, comimos de tupper pasta y pollo en las escaleras del Helmántico y nos fuimos a competir a Santa Marta de esa manera.

No es excusa para el partido que hicimos pero tuvimos que adaptarnos a esa nueva normalidad que para mí no existe porque no es normalidad, es algo extraordinario. La Federación tiene que escuchar a los equipos, mirar por los problemas logísticos y hacer que la competición sea más llevadera.

la Bañeza
Los jugadores de La Bañeza comiendo en la calle antes del partido. Foto: Carlos. Delgado.

P.: ¿Piensas que hay que competir de la forma que sea?

R.: No se han tenido en cuenta las consecuencias que tiene competir en estas circunstancias. La Federación tiene que analizar los problemas que se pueden encontrar los equipos a la hora de competir, como ahora es el caso de que los restaurantes estén cerrados. Una cosa que sí ha hecho bien en nuestro caso es una especie de salvoconducto para que los jugadores que vengan por la tarde a entrenar desde León.

En cambio, creo que no han tenido en cuenta las circunstancias, o no lo han estudiado o simplemente ha sido dejadez por parte de la Federación. Han pensado: bueno, que compitan y mientras haya resultados, actas, partidos jugados y las jornadas vayan pasando; antes estará el fin de esta liga, cuanto menos especial.

P.: ¿Cuál sería tu solución?

R.: Por un lado, competir por la mañana en los desplazamientos que lleven más de una hora de trayecto; por ejemplo a las doce. Y, por otro, que los equipos acuerden entre ellos una fecha y una hora que venga bien para el equipo que se tenga que desplazar. Es deporte y debemos ser deportistas, ser caballerosos y que el equipo de casa ceda un poco: hoy te toca a ti y mañana a mí.