Raúl González: "Ahora mismo favoritos somos todos”

El atacante alicantino Raúl González fue el quinto fichaje del Lleida Esportiu el verano de 2019, un curso que terminó con ese quinto puesto del equipo acariciando el play-off cuando todo se suspendió con la aparición del coronavirus. Ahora el Lleida ha iniciado una nueva temporada recargados de ilusión y ahí está cuarto a tres puntos del líder, pero también a uno del descenso.

El Subgrupo A de esta nueva Segunda División Grupo 3 se está mostrando como el más igualado de todos. Conversamos con el goleador sobre ello, la gran competitividad de esta liga, e intentamos conocer un poco más al atacante. Sus inicios, cómo lleva la presión que siempre tiene un delantero por hacer gol, el objetivo del club, y un mensaje a la afición, es lo que le pedimos al jugador que con su gol de penalti en el último partido y en los últimos instantes del encuentro, salvó un punto para el Lleida ante el Nàstic.

(A continuación una selección de las preguntas y respuestas, podéis ver el vídeo completo con la entrevista íntegra)

P. Dos puntos diferencian al Cornellà tercero con 11 puntos, y al Badalona octavo con 9, y uno está en posición de play-off de ascenso, y otro jugaría a fecha de hoy la segunda fase por salvarse del descenso. ¡Está muy igualada esta liga!

R. Estamos viendo que cualquier equipo de este subgrupo nuestro es complicado. Ganas un partido y te pones arriba, y pierdes uno y te quedas ahí abajo, cada partido es como una final.

“Llevo bien esa presión por el gol, he pasado rachas malas pero todo vuelve con trabajo y sacrificio”

P. Antes de preguntarte por el Lleida vamos a repasar tu trayectoria. Eres de Alicante, ¿qué recuerdos son los primeros que tienes relacionados con el fútbol?

R. El jugar en el parque al lado de mi casa, las pachangas con los amigos jugando al fútbol sala…

P. Y te formaste en el Hércules CF…

R. Estuve bastantes años allí, y en el Hércules tuve la buena suerte de debutar en Segunda B. Luego estuve en el Yeclano, Orihuela, Ontinyent, Novelda…

P. ¿Y cómo ha sido tu evolución como jugador? ¿Siempre has jugado como delantero?

R. Siempre me he movido por la zona de ataque, delantero, extremo, mediapunta, pero donde me he sentido más cómodo ha sido como delantero. Por mis características me han utilizado en banda, pero donde creo que donde me hago más es como delantero centro, ahora estoy ahí y donde mejor me desenvuelvo.

P. ¿Cómo es tu relación con el gol? A los delanteros siempre le miramos el registro de tantos marcados aunque sea un poco injusto porque hacéis mucho más que eso en un equipo. Hace unos días leíamos un buen artículo sobre cómo lo había pasado Borja “el Panda” del Real Betis tras un año sin marcar un gol…

R. Al final lo que miran de los delanteros son los goles pero hay mucho más, hay mucho trabajo, mucho sacrificio. Yo de momento lo llevo bien, he pasado rachas malas pero todo vuelve con trabajo y sacrificio. Al final esto pasa en todos los futbolistas, el delantero es el que está más expuesto o más cerca de convertir en gol, pero a todos les pasa. Cuando todo funciona, estas centrado, das lo mejor de ti, somos personas, pasamos malas rachas y hay que suplirlas como decía con trabajo y sacrificio.

P. Llegaste e verano de 2019 al Lleida Esportiu, este es tu segundo curso aquí. ¿Cómo te está en el club? ¿Cuáles son tus retos?

R. Llegué aquí el año pasado porque sabía que era un club grande, quería dar un salto con ese plus. El año pasado nos quedamos cerca, llegó la pandemia y nos quedamos quintos a tres puntos a falta de diez jornadas. Y ahora esta temporada muy bien, esta la liga muy justa y nosotros estamos ahí a dos puntos del primero, a dos del descenso, va a estar la liga muy reñida hasta el final. Y yo me encuentro muy contento.

P. Marcaste un gol muy importante en la última jornada, en los minutos finales, que os sirvió para quedaros con un punto ante el Nàstic, uno de los llamados también a estar ahí arriba de los primeros. ¿Qué se siente cuando uno marca un gol que vale puntos en esos instantes finales?

R. Por el minuto que era, el partido, era una gran responsabilidad, pero estaba tranquilo, estaba con confianza, sabía que iba a meter y así fue. El darle ese punto que nos permite no distanciarnos del líder, mantener esos dos puntos, pues fue algo muy satisfactorio para mí, para todo el equipo y para el club.

“Los aficionados aunque ahora no los sentimos dentro del Camp d´Esports, nosotros cada entrenamiento cuando vienen, en los partidos, los sentimos muy adentro”

P. Comentábamos que está muy reñida la liga. ¿Te atreves a dar un favorito al ascenso después de lo que ya hemos visto en los partidos o aún es muy pronto?

R. Es muy complicado porque el Olot por ejemplo que nos enfrentamos a ellos tienen cinco puntos y es último, y nosotros 10, que estamos ahí cerca. Del último al cuarto hay cinco puntos que es un margen muy corto, ahora favoritos somos todos. El que mejor haga las cosas, el que en los partidos esté más centrado va a estar ahí, pero creo que hasta el final de temporada vamos a pegarnos palos por estar arriba.

P. ¿Cómo te esperas el Olot el rival de este fin de semana?

R. Espetamos un rival fuerte, que ha tenido un mal inicio, pero sabemos que han tenido muchos problemas por los varios parones por casos de Covid y por las lesiones que han tenido. Ellos son un equipo duro, fuerte, con una gran base del año pasado, y sabemos que será muy complicado. Nosotros vamos allí a ganar, a sumar puntos para seguir en la posición de arriba, y a hacer un partido muy serio. No significa que porque el Olot esté pasando una mala racha que no sea un equipazo.

P. ¿Qué puede esperar la afición del Lleida de vosotros esta temporada?

R. El Lleida puede esperar mucho trabajo por parte de todo el club, de jugadores y cuerpo técnico, eso que no haya duda. El objetivo es estar ahí arriba e intentar luchar por lo más grande. Y que aunque ahora no los sentimos dentro del Camp d´Esports,  nosotros cada entrenamiento cuando vienen, en los partidos, los sentimos muy adentro. Esperamos que pronto puedan abrir el campo y puedan venir y darnos su calor. Y nosotros lo vamos a dar todo hasta el final.