El Nàstic celebrando el gol de la victoria frente al CD Alcoyano en el play-off de ascenso a Segunda. Foto: Nàstic

El CD Alcoyano busca romper una mala racha de 27 años en el Nou Estadi

El Nàstic celebrando el gol de la victoria frente al CD Alcoyano en el play-off de ascenso a Segunda. Foto: Nàstic

La Primera RFEF está sentando bien al CD Alcoyano, uno de los pocos equipos que, de momento tras cuatro jornadas, no conoce la derrota con dos victorias y dos empates. Sin embargo, a pesar de las buenas sensaciones de los blanquiazules esta temporada, este fin de semana tendrán que hacer frente a una estadística que llevan en contra desde hace 27 años. Los de Vicente Parras visitan el Nou Estadi de Tarragona, feudo del Nàstic de Tarragona, y un escenario fatal para los valencianos, que no consiguen ganar allí desde el 4 de septiembre de 1994. El próximo sábado se cumplirán 27 años y 20 días que el CD Alcoyano no celebra una victoria en el Nou Estadi.

El CD Alcoyano no gana al Nàstic como visitante desde 1994

Los números no invitan a soñar si remontamos la vista atrás y analizamos los últimos 27 años. Las visitas del CD Alcoyano al estadio grana se cuentan por derrotas -mayoritariamente- o empates, en diferentes competiciones como Segunda División B, LaLiga Smartbank o la Copa del Rey. Y es que, estos dos rivales son viejos conocidos dentro del mundo del fútbol español. La última y dolorosa derrota de los blanquiazules en tierras tarraconenses fue hace muy poco y todavía resuena en la memoria de los deportivistas. El Nàstic se impuso por la mínima a los de Parras en la fase de ascenso a Segunda División el pasado 2 de mayo de este mismo año.

La buena racha del CD Alcoyano, todavía sin conocer la derrota, tampoco amedrenta a los de Raül Agné, que han sabido sacar partido de sus partidos como local y, de momento, se han mantenido invictos en estas primeras jornadas. Los antecedentes del partido y las estadísticas en juego hacen presagiar que el del sábado será un choque vibrante entre dos viejos conocidos que a sus espaldas acumulan ya decenas de enfrentamientos a través de los años.