Quico Catalán habla para los medios de comunicación en la sala de prensa. Foto: Levante UD.

Quico Catalán pone su cargo a disposición de la Fundación

Quico Catalán habla para los medios de comunicación en la sala de prensa. Foto: Levante UD.

En momentos turbulentos el capitán del barco debe dar la cara. 21 horas después de la debacle en Vila-real, Quico Catalán ha ofrecido una rueda de prensa para clarificar la postura del Levante UD en general, y la suya en particular, ante la grave crisis deportiva por la que atraviesa la entidad de Orriols. Catalán ha sido claro: nadie es indispensable en el cuadro ‘granota’ y su cargo quedará en manos de la Fundación a final de temporada.

Catalán ha arrancado su monólogo con una breve introducción: “Dentro de cuatro días cumpliré doce años como presidente del Levante UD y los cumpliré, si Dios quiere, orgulloso, responsabilizado y honrado”. Continuaba alegando que han existido momentos más difíciles en su mandato, pero entonando el mea culpa: “Yo soy el máximo responsable de este club y me he equivocado. Pido disculpas por los errores que he podido cometer“.

quico catalán podría abandonar la presidencia del levante ud a final de temporada

Catalán ha recordado que todavía queda tiempo para la resurrección: “Hoy es momento de pedir el respaldo para seguir en la pelea. Creo que nuestros jugadores, que no están pasando su mejor momento, nos necesitan. Estamos al lado de nuestros futbolistas y estamos con ellos. Estoy convencido de que lo vamos a conseguir. Pero para eso, es necesaria la unidad de todos. Solo nuestros jugadores pueden sacar al equipo de esta situación. Por tanto, es necesario que aunemos esfuerzos y pensemos lo mejor para este club”, aseguraba el presidente del Levante UD.

Llegó el momento de asumir responsabilidades en la rueda de prensa. Catalán argumentaba: “Me examino al final de esta temporada. Y los jugadores también. Aquí nadie es indispensable y todos estamos sometidos a esa valoración. Pase lo que pase al final de la temporada, pondré mi cargo a disposición del club. No tengo ningún apego a ningún cargo, pero no me puedo ir ni hoy ni mañana por responsabilidad. Pero sí me puedo ir a final de temporada”, aseveraba con gesto solemne el máximo mandatario ‘granota’.

Finalmente, Quico Catalán ha admitido que no “ficharán por fichar”, sino que tratarán de realizar refuerzos, en comunión con un ratificado -de nuevo- Alessio Lisci, para conseguir nuevos futbolistas que hagan reflotar la situación. “Estoy convencido de que, entre el partido del Mallorca y el Cádiz, le vamos a dar un vuelco a la situación”, finalizaba Catalán en su rueda de prensa.