Layhoon se compromete a un estadio para 70.000 de inicio

El máximo accionista del Valencia CF, Peter Lim, envió la pasada semana a Valencia a una de sus personas de máxima confianza como es Lay Hoon. La asiática, conoce los pormenores del club desde dentro porque ella misma en primera persona negoció los detalles de la compra venta del paquete accionarial que Lim compró en 2014.
Ahora, la asiática regresa a Valencia, de manera momentánea, o eso dicen, en el momento de menos credibilidad por parte de Lim ante toda la sociedad e instituciones valencianas. Viene, para tratar de reconducir esa situación y además para intentar alcanzar un acuerdo con los políticos que permita al club utilizar los 80 millones que tiene preparados para la construcción del nuevo estadio.
Este lunes Layhoon se paseó por los despachos indicados para intentar avanzar en acuerdos con las autoridades. A primera hora, se reunió con los subsecretarios de las consellerias de Territorio y Economía, Rafa Briet y Natxo Costa respectivamente. En esa reunión desde el Gobierno Valenciano se le insistió en que había que anular al ATE porque ese expediente abierto ya no tiene marcha atrás, pero que existe la opción de mantener los beneficios urbanísticos si cumplen lo pactado en el convenio con el Ayuntamiento o alcanzan un acuerdo nuevo.
La ATE será anulada en septiembre, y no en julio como se dijo en un principio, porque ahora se solicitará un informe al consejo jurídico consultivo y esto provbocará que se paralicen los plazos mientras se emite ese informe. Es decir, tardarán dos o tres meses más en caducar la ATE.  Ese escenario es aprobado por Meriton, a regañadientes, siempre que se les garantice de manera jurídica que el nuevo convenio que se firme será válido. Sólo así, no llevarán al juzgado la caducidad de la ATE.
REUNIÓN CON SANDRA GÓMEZ EN EL AYUNTAMIENTO 
Sin embargo, ese acuerdo entre el máxiomo accionista y el Gobierno Valecniano debe venir dado porque el club alcance un acuerdo sobre el proyecto de estadio a ejecutar con la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento, que depende de Sandra Gómez.
La reunión entre la vicealcaldesa y la representante de Lim fue larga, de al menos tres horas y en ella se dijeorn las cosas a la cara. Sandra Gómez le marcó las líneas rojas, que pasan por cumplir los 70.000 asientos del estadio y la finalización completa de todos los anillos del estadio desde el momento en el que se reinicie la obra y no por fases.
Ahí, en ese punto llegó el compromiso que adquirió la asiática Lay Hoon con Sandra Gómez. Lay Hoon le aseguró que presentarán en las próximas semanas un proyecto modificado que será para 70.000 espectadores desde el inicio, y ya corresponderá al club la decisión de colocar lonas o no en el anillo superior.
Además, el club sigue asegurando que construirá el pabellón de Benicalap, el segundo punto innegociable para alcanzar un acuerdo, y que todos los servicios del terceario, como la restauración se podrán implementar una vez se reinicie la obra, porque al reiniciarla se podrá negociar los alquileres de los espacios dedicados al ocio y la restauración, ya con el compromiso de que el estadio tiene fecha de apertura.
Layhoon le aseguró a Sandra Gómez que la intención de su visita era tratar de acercar posturas con las administraciones y que Murthy había sido despedido por sus faltas de respeto ante ellos. En las próximas semanas debe llegar ese proyecto que asegure que el estadio tendrá una cubierta y que además es para 70.000 desde el inicio. El resto, no podrá ser exigido y por ejemplo, la fachada no podrá obligarse desde las instituciones a que sea cerrada o mejor de la presentada, que es absolutamente abierta.
Layhoon tomó el compromiso de presentar ese proyecto, y además, aseguró que si el único problema eran los 70.000, se presentaría pronto ese nuevo proyecto reformado para que cumpla con las exigencias. De hecho, el próximo jueves está previsto que Layhoon se reúna con el alcalde, Joan Ribó, para refrendarle su intención de finalizar el estadio.
Las instituciones no se pronuncian sobre el compromiso adquirido por Layhoon, porque la palabra de Meriton hace tiempo que dejó de tener valor, pero es cierto que ven interés real ahora que se acerca la fecha limite para resolver la ATE, y lo que ello conllevaría a nivel patrimonial para la entidad si alcanzaran un acuerdo. Es tiempo de hechos y no de compromisos.