Los jugadores del CD Roda, a punto de salir a disputar un encuentro de la temporada pasada.

El grupo VI de Tercera División sufre los primeros aplazamientos por COVID-19

Los jugadores del CD Roda, a punto de salir a disputar un encuentro de la temporada pasada.

La ilusión por comenzar la temporada en el grupo VI de Tercera División choca con la decepción de tener que aplazar el debut a causa del coronavirus. En esta ocasión, los dos primeros partidos del CD Roda en liga (frente al CD Acero este fin de semana y ante el Villarreal C dentro de 9 días) quedan aplazados a causa del positivo por COVID-19 detectado en el cuadro gualdinegro.

Una decisión tomada esta misma tarde por la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) y notificada hace escasos momentos a los tres clubes implicados en este aplazamiento. El CD Roda debutaba frente al CD Acero mañana a partir de las 19:00 horas, mientras que el segundo choque liguero en casa del Villarreal CF C no contaba con fecha y hora oficial.

el cd roda – cd acero y el villarreal cf c – cd roda quedan aplazados

La FFCV ha puesto en marcha el protocolo sanitario para frenar el avance de la pandemia y salvaguardar la salud de los futbolistas, que no cuentan con un sistema como en el fútbol profesional de realización de PCR por cuestiones económicas. Es por ello que, al detectarse el positivo hace dos días, se temía por el aplazamiento de sus dos primeros partidos. Finalmente, así ha ocurrido.

La actividad deportiva del CD Roda se detuvo al tener conocimiento del positivo, por lo que la noticia del aplazamiento no es imprevista. Ahora, el cuadro gualdinegro espera volver cuanto antes a la normalidad, mientras que el CD Acero deberá esperar a la segunda jornada para volver a competir siete meses después. El Villarreal C tendrá un parón dentro de dos fines de semana.

Los tres implicados quedan a la espera de conocer cuándo se van a jugar los encuentros aplazados, puesto que la disputa de estos encuentros en una categoría como Tercera, entre semana, puede suponer un problema para la conciliación laboral del futbolista.