Nacho Porcar (izquierda) celebra su último ascenso con el CD Eldense.

Nacho Porcar, el hombre ascenso

Nacho Porcar (izquierda) celebra su último ascenso con el CD Eldense.

Conseguir un ascenso no es tarea fácil, sea la categoría que sea. Es un premio a la regularidad y al trabajo bien hecho durante muchos meses, combinado con una pequeña parte de fortuna. Subir de categoría deja huella en los aficionados y en los protagonistas del éxito, tanto fuera como dentro del campo. Nacho Porcar sigue coleccionando hitos en su currículum: ya cuenta con cinco ascensos a Segunda B a sus espaldas.

El defensa central de Llíria consiguió subir a Segunda RFEF el pasado domingo con el CD Eldense, donde llegó a finales de marzo tras superar una grave lesión de rodilla. Para el canterano valencianista fue llegar y besar el santo. Además, erigiéndose como titular en tres partidos y jugando en cinco de ellos tras su fichaje por el conjunto del Nou Pepico Amat.

nacho porcar acumula cinco ascensos a segunda b con solo 28 años

Su idilio con el ascenso a Segunda B comienza hace diez temporadas, en su última campaña en el Valencia CF. En la 10/11 compartió vestuario con futbolistas de la talla de Isco, Paco Alcácer, Portu, Montoro, Roger Martí, Carles Salvador o Carles Gil. En aquella campaña solo pudo disputar tres partidos, pero formó parte del último ascenso del Valencia Mestalla a Segunda B. El primero en su trayectoria deportiva como sénior.

Sería en otro filial, en el Elche Ilicitano, donde Nacho Porcar volvería a consumar un ascenso a Segunda B. En la 12/13 recaló en el cuadro franjiverde y fue pieza fundamental en el campeonato obtenido por los jóvenes valores ilicitanos, que superaron al Olot en la final del play-off para ascender a la categoría de bronce del fútbol español. Porcar disputó 35 partidos en la temporada de su segundo ascenso.

nacho-porcar-elche-ilicitnao
Nacho Porcar maneja el esférico durante su etapa en el Elche Ilicitano. Foto: Elche CF.

Hubo que esperar seis años más para ver a Nacho Porcar celebrar otro ascenso a 2ªB. Fue en la 18/19, la última temporada sin pandemia, cuando el central de Llíria consiguió el ansiado éxito con el Orihuela CF, club donde militó durante cuatro campañas y donde se ganó el corazón de la afición. Tras caer ante el Langreo en la temporada anterior, la entidad alicantina rompió récords y se deshizo del Tarazona en el play-off para volver a Segunda B. El tercer ascenso de Nacho Porcar.

tres ascensos consecutivos, cinco en diez años

Tras contar con poco protagonismo en Los Arcos en su retorno a 2ªB, decidió emprender una nueva aventura en el Atzeneta UE. Llegó a mitad de temporada, tiempo suficiente para asentarse como titular en el esquema de David Albelda. El resultado todos lo conocen: remontada en la clasificación y campanazo en la promoción eliminando a Alzira y Alcoyano. Una grave lesión de rodilla le privó de acompañar a su equipo desde principios de febrero, pero el valenciano fue parte importante de la gesta “taronja”. El cuarto.

Marc Sirera junto a Nacho Porcar celebrando el ascenso a Segunda División B.

Finalmente, el último ascenso aconteció el pasado fin de semana. El CD Eldense apostaba por Nacho Porcar tras salir de su lesión de rodilla y el defensor de Llíria cumplió con lo demandado por Santi Rico. Aportó experiencia y liderazgo a un equipo encaminado al ansiado ascenso, esta vez a Segunda RFEF. El quinto y, por ahora, último de un Nacho Porcar que busca dejar de celebrar promociones para alegrarse por permanencias en categorías superiores.