Dani Ponz, entrenador de la UD Alzira atento a sus jugadores en un partido. Foto: Ana Alcázar.

Dani Ponz responde a las lágrimas de orgullo de un niño del Suñer

Dani Ponz, entrenador de la UD Alzira atento a sus jugadores en un partido. Foto: Ana Alcázar.

Últimos minutos de la eliminatoria de Copa del Rey UD Alzira (Segunda RFEF) – Fuenlabrada (LaLiga SmartBank) de este miércoles. Los madrileños vencen por 0-1 en un partido donde los alcireños tuvieron oportunidades claras en la primera parte para adelantarse, y en el segundo periodo el encuentro fue más parejo con gran igualdad hasta el final.

Un niño lloraba tras el banquillo de la UD Alzira y le preguntaba a sus amigos: “¿por qué perdemos si hemos sido mejores?”

Detrás del banquillo local un grupo de niños de alrededor de 9 o 10 años observan atentos el encuentro, y se les escucha gritar: ¡Árbitro pita penalti! ¡Mira Braithwaite juega en el Fuenlabrada! (lo confunden con Zozulya) ¡Vamos Alzira!… y uno del grupo se fija: ¡Ey él está llorando!, ¿Estás llorando tú? Le pregunta uno de ellos al amigo que tiene a su lado. Y el niño de los ojos vidriosos responde: “Si, es que no merecemos perder, ¿por qué perdemos si hemos sido mejores?”

El resto de niños le miran sin saber que decirle, uno de ellos le ánima con su brazo, y el resto empiezan a gritar para apoyar a sus jugadores que intentan aprovechar una de las últimas jugadas para empatar el encuentro. El gol del empate no llegó, el colegiado pitó el final concediendo quizá demasiado poco tiempo añadido.

Dani Ponz
Dani Ponz conversando con José Luis Oltra antes de iniciarse su partido de Copa del Rey. Foto: UD Alzira.

En la rueda de prensa posterior al partido le trasladamos a Dani Ponz, entrenador de la UD Alzira, la pregunta de ese niño con lágrimas de orgullo en el Luis Suñer Picó. ¿Qué se le responde a un niño que ha visto orgulloso, por cómo ha jugado su Alzira, perder a su equipo ante un rival de LaLiga SmartBank?

Dani Ponz: “le digo a ese niño que muchas gracias por su apoyo, que no se preocupe que si continuamos con las mismas ganas, afición, y forma de trabajar, seguramente pronto nos veremos en otra igual como esta”

Dani Ponz sonríe y responde: “Me estás diciendo eso y sé que es así porque aquí hay mucho sentimiento por su equipo y aquí se ha producido ese sentimiento, pues me llena de orgullo. Para mí eso es quizás superior al haber pasado la eliminatoria, el generar ese sentimiento que hoy hemos generado, la identidad, el ver a la gente no parar de aplaudir. Esta es la mejor victoria que ha podido lograr el Alzira. Y el hacerlo con tanta humildad, con tanto trabajo, es lo máximo que podemos hacer. Y lo que le digo a ese niño es que muchas gracias por su apoyo, que no se preocupe que si continuamos con las mismas ganas, afición, y forma de trabajar, seguramente pronto nos veremos en otra igual como esta”.

Esa anécdota del niño orgulloso de su equipo resume el sentimiento que se respiraba en el fortín blaugrana este miércoles. Tras esta eliminación de Copa del Rey la UD Alzira se vuelve a centrar en la liga, el domingo a las 17 horas recibe al Calvo Sotelo Puertollano que ha ido de más a menos en la liga, y que este jueves disputa la Copa del Rey ante el Girona FC. Los alcireños llegan a este partido tras caer ante el Mar Menor por 1-0 y quieren ganar para tomar tierra de por medio de la zona baja y mantenerse en esa zona templada disfrutando del campeonato. Sobre esto Dani Ponz comentaba: “A tratar de partir de este jueves de olvidarnos del sueño, ahora a recomponerse y a centrarnos en nuestro objetivo de la liga donde lo estamos haciendo muy bien, de haber ganado estaríamos en play-off y en cambio ahora estamos más cerca del descenso”. Y ha añadido: “A centrarnos en la liga, a preparar el partido del Puertollano y a seguir”.

La mejor noticia del partido de Copa del Rey para la UD Alzira ha sido el estreno de Martín Lapeña, prometedor mediapunta que recuperado de su lesión contaba con los primeros minutos desde su fichaje procedente de la SD Logroñés. Y la peor noticia sin duda la posible rotura fibrilar sufrida por Álvaro Traver, al que le deseamos que sea lo menor posible para volver a verle pronto sobre el césped.