Arambarri celebra un gol anotado con el Getafe. / Foto: LaLiga.

El Getafe admite que Bordalás ha llamado a Arambarri

Arambarri celebra un gol anotado con el Getafe. / Foto: LaLiga.

El Valencia CF sigue manos a la obra en la planificación de la próxima temporada. Una vez se ha conocido la llegada de José Bordalás al banquillo del conjunto ché, es hora de buscar los jugadores propicios para conseguir los objetivos marcados.

El técnico valenciano es consciente de la dificultad que tiene el Valencia en el mercado y de la necesidad de vender para poder fichar. Por eso, está buscando futbolistas que puedan llegar a Mestalla a coste cero o en su defecto a bajo precio. Y qué mejor lugar para buscarlos que en su antiguo equipo. Mauro Arambarri es el deseado por Bordalás.

Arambarri ha sido el mejor futbolista de la temporada en el Getafe a las órdenes de Bordalás y muchos equipos le siguen

El centrocampista ha cuajado grandes campañas a las órdenes de Bordalás en el Getafe, siendo elegido como el mejor jugador de la última temporada su propio club. No obstante, en el caso del uruguayo el club azulón sabe que puede sacar un buen traspaso por él y no será fácil que termine en Valencia.

José Bordalás
José Bordalás en su presentación con el Valencia CF | Foto: Valencia CF

No obstante, el presidente del club azulón, Ángel Torres, ha confirmado a ABC Sevilla tanto el interés del propio Sevilla FC como el del Valencia CF. “Creo que este año le toca salir porque no solamente hay cosas de aquí de España. También hay interés de equipos de la Premier, de Italia sobre todo… Tendrá que decidir él, que ha cambiado de agente recientemente. También sé que lo ha llamado Bordalás para que se fuera al Valencia con él, pero no sé si el Valencia podrá hacer frente a una operación así. Tiene muchas novias”.

“Sé que lo ha llamado Bordalás para que se fuera al Valencia con él, pero no sé si el Valencia podrá hacer frente a una operación así”

Torres afirma que el futbolista, al que le restan dos años de contrato, no saldrá del Getafe por menos de los 25 millones de euros de su cláusula de rescisión, una cantidad que resulta imposible para las arcas del Valencia.